Sé solidario, apadrina un poeta. O de “Te Odio como nunca quise a nadie”.

Jota y yo estábamos un poco depres. Así que hicimos algo que no acostumbramos: comprar. Él por moral, yo por tiempo. Somos de generaciones distintas. O quizás de la misma, pero de mundos diferentes. Para él comprar(se) algo es un acto egoísta, y por tanto extraordinario. Yo trato de explicarle que no es mi culpa, soy de la ¿Generación X, Y? Me defino a mí misma comprando. Consumo, luego existo.

No sólo fuimos de compras, sino que fuimos a una gran superficie: Fnac.

Sí, sí, lo sé. Jugando con fuego.

Estuvimos mirándolo todo. He de decir que las grandes superficies de cualquier género, me saturan llegado un momento. Porque hay muchas cosas, y yo quiero verlo todo. No quiero perderme nada. Llegué, pues, a mi punto álgido de ansiedad; y dije: vámonos.

Nos estábamos marchando y pasamos por la sección: “Novedades de Poesía”. Ohm.

Me paré y me puse a ojear. Jota ya está acostumbrado a mi deambular errático, así que no se sorprendió; solo se quedó en un punto visible mientras yo aleteaba entre páginas.

Es el aguántame las bolsas, cariño, versión cooltureta.

La poesía moderna nunca ha sido lo mío. No le encontraba el gusto. El sentido. Este es otro ejemplo de que cada cosa, tiene su tiempo. No hay malos libros, ni malas canciones (bueno sí, pero ignoremos eso un momento para reforzar mi argumento), solo hay libros y canciones leídos o escuchados a destiempo. Uno tiene que estar preparado para poder disfrutar. Si no lo está… pues no se disfruta.

Y allí lo vi.

“Puedo resistirlo todo, menos la tentación”, como diría Oscar Wilde. Y ¿qué arromántica descreída puede resistirse al título “Te odio como nunca quise a nadie”?. No sé. Yo no, desde luego.

Vale, he de confesar que también me gusto el corazón steampunk, esa es otra de mis debilidades. (Spoiler alert! Tengo un montón de debilidades.)

Lo abrí y… ¡SONETOS!

Para mí, los sonetos son “El Poema”. Soy muy clásica en eso, quélevoyahacer.

Adelanto el final de esto: terminé gastándome unos 60 euros en libros. Jota, vamos a tener que ser un poco ricos; porque sino, voy a ir fatal vestida. Le dije, muy seria. Él me sonrió y me dijo “Creo que esto nos lo podemos permitir aunque no lo seamos”, mientras acariciaba la piel descubierta que dejaba mi pantalón, roto del muslo a los tobillos. Cada uno tiene su idea de “bien vestido”. La mía, no es ir de traje, obviamente.

Ahora, el libro, en sí.

IMG_20150722_175015

“Te Odio como nunca quise a nadie” de Luís Ramiro.

Lo compré sin saber que era cantautor, que lo es, por cierto. Sin saber nada de nada. Así que todo esto lo escribo basándome simple y llanamente en lo leído. Perdonad, pues, lagunas, en su caso.

Alterna “forma libre” con “sonetos”. Ya he dicho, que esto último, para mí es un punto a favor. En cuanto a la técnica, es correcta. Aunque quizás en algunos finales, pierde un poco la musicalidad (no sé si me explico), nadie es perfecto, y eso también me gusta. Cuando todo y todo cuadra… Aburrido.

Pero lo importante, no es tanto el cómo, sino el qué.

Luís Ramiro habla del amor, del desamor, de las dudas, de las contradicciones, del ser joven, del ser viejo, de echar de menos, de sufrir, del dolor, de la insatisfacción.

Y lo hace bien. Y lo hace sencillo.

Son poemas que llaman a “yo eso lo he pensado”, “yo eso lo he sentido”, “mierda, yo escribí uno parecido, pero no reflejaba del todo lo que quería… será cabrón”.

Para alguien (yo) que después de ver el Show de Truman inspeccionaba cuidadosamente el espejo, fue normal pensar: “¿Me estará leyendo la mente?”

¿Qué más puedo decir? Que son poemas para todos los días. Poemas para llevar en el bolso, y leer como un prospecto, ah, sí, hoy me siento así. Y sentirte un poco menos raro, un poco más acompañado. Hoy estamos un poco jodidos, ¿eh, Luís? Cuando no hay nadie más a quién decirlo. O cuando no apetece decirlo a nadie más.

Aunque también para soñar, soñar en chicas que piden cigarrillos (y les das cuatro años de tu vida), en amores que vendrán(o intentos de cariño en tantos bares), y otros que se han ido(y que dejen una herida en mi costado). Y bucear un poco en nosotros mismos, con “Te odio como nunca quise a nadie” como bote salvavidas.

Para eso sirve la poesía, ¿no?

Y en fin, tras el desfalco, Jota y yo salimos al calor.

Realmente estamos haciendo una labor social, alimentando a un probablemente casi treinteañero, que ha decidido dedicarse a la poesía. Somos solidarios. Piénsalo, pobrecitos, me los imagino pluriempleados y escribiendo poemas.

Compra poesía española, apadrina un poeta, alimenta el ingenio, no dejes morir las letras. Sé solidario.

Y Jota rió, porque yo le hago mucha gracia. Tiene ese gusto. Y yo, pues yo le acompañé; apartando de mi cabeza el: Tú nunca serás tan valiente.

Soy experta en nada, así que esta es una opinión enteramente subjetiva, con el mismo valor que el Carbono (-4), quiero decir, valencia. Quiero decir, que no me hagas mucho caso.

Anuncios

15 thoughts on “Sé solidario, apadrina un poeta. O de “Te Odio como nunca quise a nadie”.

  1. Jota sabe elegir las compañías, controlan bastante de muchas cosas, por mucho que lo disimulen en sus escritos. Por cierto, a Luís Ramiro lo conocía por medio de otra chica que también le sigue, toca en algunos bares de Madrid, por si te gusta y te apetece ir un día a escucharle. Saludos!!

    Me gusta

  2. Pasaste por mi blog de poesía y de más cosas y dijiste que te gustaba una poesía. ¡sorpresa! Ahora leo este post y entiendo algo más, apadrinas poetas pluiriempleados como yo, que escribimos en el tren entre ir y venir (Piénsalo, pobrecitos, me los imagino pluriempleados y escribiendo poemas.). Pues gracias por la palmada, el apoyo, el mecenazgo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s