“Ciudades de papel”, el libro que tus padres quieren que leas.

He empezado esta “crítica” tres veces, o más, dudando a cada palabra. Hay demasiadas cosas de este libro que podría criticar. Así que me centraré en la que considero más relevante: es un libro descafeinado.

Dejando a un lado cómo esté escrito o deje de estar escrito, la relevancia de lo plasmado, o el desarrollo de los personajes… Quiero hablar del mensaje.

El mensaje es “Haz locuras: vive tu vida”, pero luego viene la letra pequeña. Y esa letra pequeña es la siguiente: Haz locuras, consistentes en hacer un viaje en coche con tus amigos, sin sobrepasar los límites de velocidad y turnando el conductor porque la seguridad es lo primero. Además avisa a tus padres, para que no se preocupen, y hazlo una vez ya hayas sacado todo matrículas en el instituto y vayas a ir a la universidad que quieras. Hazlo sin que ello impida que tengas una vida normal, que puedas casarte, tener hijos y ser muy feliz.

Supongo que está muy bien que un libro te recomiende seguridad, prudencia y control; yo tengo alguno al respecto, ese que te dan para sacarte el carnet de conducir, y el de las instrucciones de la maquina de cortar el pelo; el primero lo leí por necesidad, el segundo la verdad es que no.

¿Y sabéis por qué? Porque, ¿quién quiere leer un libro de locuras controladas? Claro, que esa no es una buena pregunta cuando estás hablando de un súper ventas.

Eso me llevó a pensar que vivimos en una sociedad de pura estética, porque eso es lo único que le he sacado al libro: pose, estética y autoafirmación.

Es un libro que te dice que no hay nada más guay que hacer chistes malos con tus amigos (para que te sientas identificado, supongo), que habla de vinilos, música guay, de poetas guays y libros guays. Promete que los últimos serán los primeros, o que los frikis al final molan. Que el hacer un viaje en coche (o un road trip, que suena mejor) es el summum de la aventura, y que arrastrarte como un gusano por la mujer a la que amas es lo que se considera amor verdadero. Aunque al final te des cuenta de que no lo es, y eso también es muy guay porque tienes que tener amor propio.

Es decir, es un libro que te plantea un sueño tan palpable y tan fácil de realizar que te deja pensar que tú puedes ser su protagonista. Solo necesitas una Margo Roth Spiegelman en tu vida para que se haga realidad.

Bienvenido: en este libro te daremos las claves para realizar tu propio camino del héroe, sin que sufras ningún daño, sin que tus padres se preocupen, y sin que tenga que afectar lo más mínimo en la vida que tienes milimétricamente pensada para ti. ¡Disfrútalo!

Es un libro que dice no ser el típico libro, y lo es. Lo es cumpliendo todos y cada uno de los clichés. Es un libro que alimenta al inconformismo en una línea y en las trescientas páginas siguientes te vende un inconformismo comedido, controlado, al servicio de las grandes multinacionales, fácilmente realizable, y preparado para servir en porciones individuales.

Creo que por eso me está costando tanto escribir todo esto. ¿Esto es un libro para adolescentes? ¿Esto es lo que les quieres decir a los adolescentes? Sed buenos y portaos bien. Y si no os portáis bien que sea como nosotros os decimos.

Sí, lo siento, estoy indignada. Siento que alguien quiere venderme una moto. Y no es que haya vendido una moto, ha vendido muchas.

Porque eso le tengo que reconocer a John Green: tiene la fórmula. La fórmula para vender los libros que tus padres quieren que leas.

Pero la pregunta es: ¿Qué quieres leer tú?

Como no lo sé (quizás por eso no soy una escritora de best-sellers), os diré qué quiero leer yo: Quiero leer algo auténtico, quiero leer algo que nunca haría o conocería, quiero leer una historia que me enseñe algo, que me rete, que me diga verdades que nadie más me diría, que me desgarre por dentro, que me haga sufrir o reír, que me haga pensar, que me haga mejor.

 

Así que este no es mi libro, ese mensaje no es para mí, y aunque me hayan vendido el libro, no la moto.

Si queréis un anti-héroe, leed Trainspotting. Ese libro marcó mi adolescencia y la de muchas otras personas. No es un ejemplo a seguir, os spoileo, el protagonista también lo sabe. Pero no os debería recomendar ese libro, no es políticamente correcto. Y vuestros padres no querrían que lo leyeseis.

PD: Bajo ningún concepto recomiendo el consumo de drogas, ni el causar daños a la propiedad o personas, ajenas o propias. Y dentro de daños incluyo el fomentar la estrechez mental y de miras, el desconocimiento y la intransigencia.

Anuncios

13 thoughts on ““Ciudades de papel”, el libro que tus padres quieren que leas.

  1. Pues sí, me has sacado del target de posibles lectores del libro casi desde el primer párrafo. Al terminar tu post ya no sólo era eso, es que me gustaría visitar a John Green el próximo Sant Jordi si viene y hacerle la locura de meterle sus libros por el recto.

    Me gusta

  2. Genial, como siempre.
    Cierto, yo también he notado como ha nacido una tendencia revolucionaria muy edulcorada. Un día leí un post donde se asemejaba a Katniss Everdeen (Los Juegos Del Hambre) con el Che Guevara… Si😑.
    Ahora el inconformismo vuelve a estar de moda y la industria cultural se ha dado cuenta. Eso es todo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Me quedé con esa misma sensación, no es para todos y trae un mensaje un poco ambiguo, aunque tengo que decir que el propio “Q” es una mofa a lo que los padres quieren de sus hijos, de alguna forma hay un complemento entre Margo y Quentin.

    Me gusta

  4. No lo he leído, ni es mi tipo de libro, sin duda, pero por lo que he leído de tu crítica lo que no te gusta del libro es que es demasiado realista y vacío.
    No se. Cada uno tiene su gusto y su género favorito, mientras ni haya algo realmente negativo allá cada uno con lo que escribe y vende o con lo que lee.
    Por ejemplo el caso de 50 sombras, que es absolutamente machista (y no por el sexo, el sexo es un mundo paralelo donde somos libres y hacemos lo que nos salga de los ovarios/huevos, ya sea azotar o ser azotado).
    Así que no se, no me parece mal y en cierto modo me parece un inicio a la lectura, aunque me cueste admitirlo yo empecé a leer con libros muy así y ahora no me gustan.
    Los lees porque te sientes identificada y luego necesitas un libro con “algo más” para que no te parezca tan vacío.
    Espero que no te moleste mi opinión, al fin y al cabo es solo eso, una opinión, ¡y además no lo he leído!

    Me gusta

    1. Nunca molesta una opinión, y mucho menos educada y correcta. Como digo, del mensaje (más cosas podrían criticarse, quizás, pero ahí no me meto) lo que me molesta es el “conformismo” que predica. Pero es debido a mí “visión del mundo” tal vez. Sólo es una opinión, de nuevo. No es mi estilo de libro, pero quería leerlo porque me gusta tratar de… No sé, entender a quienes no piensan ni les gusta lo mismo que a mí. Así que tu opinión es bienvenida, y estoy contigo en que es un inicio a la lectura. ¡Además hay que leer de todo! Por lo demás, pásate cuando quieras a llevarme la contraria, ¡yo encantada!

      Le gusta a 1 persona

      1. Te entiendo, yo he leído libros de mierda por el mismo motivo, jajaja, aunque suelo rendirme a medias si la historia es vacía y para colmo la narración es como si estuvieras hablando con el vecino

        Le gusta a 1 persona

      2. Si te apetece un poco más de masoquismo lee Como matar a una ninfa.
        El titulo llama, la sinopsis atrapa, y el libro tiene un gran mensaje.

        “Si te has quedado sin carbón para la barbacoa úsame, nadie me echará de menos en la estantería”.

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s