No tenemos un Chelsea Hotel.

No tenemos un Chelsea Hotel

porque nos enamoramos de lejos,

dejando distancia de erizos

con miedo a hacernos daño.

No tenemos un Chelsea Hotel

porque no éramos estrellas del rock,

ni lo fuimos, ni seremos nunca,

sólo éramos jóvenes y raros.

No tenemos un Chelsea Hotel

porque eso era muy caro,

pero tenemos asfalto y frío,

madrugada y tú, callos en las manos.

No tenemos un Chelsea Hotel

porque nos conocimos andando

en la calle que da a Plaza del Carmen

donde trataste de acercarte.

No tenemos un Chelsea Hotel

porque antes de morder, ladro,

porque llevo pinchos de serie,

y no sé si soy rosa o cactus.

No tenemos un Chelsea Hotel

porque nos hubiésemos ahogado,

necesitábamos mucho más aire

para seguir respirando.

No tenemos un Chelsea Hotel

porque éramos demasiado jóvenes

nos costó querernos bien

y besarnos con las manos.

No tenemos un Chelsea Hotel

porque tú ni siquiera sabes de que hablo,

nunca has escuchado a Patti Smith

(hasta que insistí demasiado.)

No tenemos un Chelsea Hotel

porque, ¿cuándo nos enamoramos?

¿La primera, la segunda vez que te besé?

¿Cuándo empezamos a pasear de la mano?

¿Cuándo compré la máquina de café?

¿Cuándo tu respiración fue algo cercano?

¿Cuándo decidí quererte bien?

Y porque todavía no me creo

que te haya enamorado

Cuando ni yo me aguanto.

Anuncios

10 thoughts on “No tenemos un Chelsea Hotel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s