Mudanza de nombres.

He remodelado la casa entera,

no me gustaban las palabras

que tenía dentro.

Así que ahora el horno

es un dragofante

y la nevera un pingüipótamo.

He bautizado dragontijo

al pequeño microondas,

y la máquina de café

se llama droganina-bien.

También he cambiado

delfiturbo por lavadora.

Al sofá lo he apodado

“Divertido”, aunque no sea

muy de su agrado

(chirría y es un poco gruñón)

La tele es evasión pirata

y la cómoda hiporopa,

el armario: cometrajes.

Si tuviésemos perchero,

lo llamaría “el señor”, y

colgaría de él un sombrero.

Pero no tenemos, así que no.

Florigente es esa cosa

Dónde tiendes calcetines,

y a la alfombra de pelo,

perrinferno (de ácaros);

pero lo dejaremos en lo primero.

La mesa es el sujetacenas,

los cojines guardapelos

y la estantería el baúl del tesoro.

Ya lo tengo casi todo,

aunque me falta la cama.

Eso te lo dejo a ti,

para que sea

lo que tú quieras.

Si te apetece pensarlo, claro.

Si no, entre otras propuestas,

he pensado: amor, cielo,

calor, vida y nosotros.

O Maravilecho.

Anuncios

12 thoughts on “Mudanza de nombres.

  1. Ahora me siento poco creativo por llamar a la cadena “el cacharro ese de la música”, creo que lo empezaré a llamar “Cantanotas” o algo por el estilo jajajaja Muy bueno, me ha encantado ^-^

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s