Confesiones Literarias (I): Coolturetamente incorrecta.

Hay cosas que uno no puede decir, según el sector en el que se encuentre pueden ser unas cosas u otras; pero siempre hay ciertos convencionalismos sociales que impiden que uno pueda expresarse libremente en todo caso. La mayoría de las veces, es una norma no escrita; una norma social, acatada por el mero hecho de no desentonar.

Ya sabéis, hay que ser políticamente correcto.

Aunque también os he dicho alguna vez: “I aim to misbehave”.

Si bien, antes de alzarme en rebeldía, tengo que confesar que esta idea la saqué del blog: “Letras con la sopa”

Estaba yo stalkeando su blog, y… Alá, ya lo has dicho. ¿Qué? Que stalkeas a la gente. Ooops… Vale.

Estaba visitando el blog “Letras con la Sopa” por motivos sociológicos y técnicos, basados en un serio estudio que llevo a cabo, tratando de encontrar alguna relación entre la autora y yo; ya que ambas cursamos Derecho y compartimos una fascinación común al respecto de Bruce Springsteen, Doctor Who, el café, las camisas a cuadros, los libros, ¡Verónica Mars!… ¿Le gusta Verónica Mars? ¿Ves como es muy stalkeable, digo estudiable?

En fin, que me encontré esta entrada, en la que afirma que no le gustó “En el Camino” de Kerouac.

“On the Road”, ese libro mítico, maldito, intenso, vertiginoso, auténtico, salvaje… No le gustó. Es un libro de culto, idolatrado por todo moderno que se precie, compañero de viajes de cualquier alma libre, indispensable lectura para cualquier joven que quiera sentirse vivo. Ese libro.

Y a Paula, con la que tantos gustos comparto, no le gustó.

Ante la irreverencia hacia una obra de tal calibre y magnitud, un símbolo de la libertad y el autodescubrimiento; mi reacción fue un profundo y prolongado suspiro.

Joder, menos mal que no soy la única.

Porque ya está, ya lo he dicho: No me gustó “En el Camino”, me la repanchinfló de la manera más absoluta. Uf,qué bien sienta.

Soy una rebelde, sí; pero rebelde en compañía, que no soy tonta. (Si queréis atacar a alguien a mí no, noooo. ~dice mientras sale corriendo con un gritito agudo. No, en serio, venga, ¡venid! No sé nada de boxeo, pero he leído “El Club de la Lucha” y tengo un conocimiento aproximado acerca de… cosas.)

Así que, haciendo de nuevo referencia a Paula, ella afirmaba que había leído el libro tres veces, pensando que tal vez lo había hecho en un momento equivocado. Pero no, no le gustaba y punto.

Yo, con una vez me di por satisfecha.

Aunque también leí “Los Vagabundos del Dharma”, que me gustó más. Meh. Tampoco me mató.

En el momento pensé que, tal vez, carecía de la sensibilidad requerida. O de un espíritu lo suficientemente libre. Me deprimió pensar que era como el resto de mortales que, parafraseando a Trainspotting, “se compra una vida”. No me gustaba porque no era de esa clase de personas. No era guay. Shame on me.

Hoy en día trato de no achacarme las culpas de que un libro no me haya gustado, ni torturarme por si soy o no soy una persona normal, o si soy lo suficientemente guay o aventurera.

No sé qué tipo de persona soy; pero sí puedo decir que no me entraron ganas de recorrer Estados Unidos al leer a Kerouac y dejar atrás mi vida. Sí me ha pasado otras veces, como viendo Supernatural, y eso que hay demonios. A lo mejor es porque hay demonios. Y ángeles.

Tampoco me gusta el jazz. Si es que no tengo gusto musical, sea. A mí me gusta el RockandRoll. No me gusta el Whisky, ni los licores fuertes en general. Ya que nos ponemos, tampoco me gusta la horchata, las Fallas, y leer en libro electrónico. ¿Por qué? Yo qué sé, porque no y punto.

Y no me gustó la película de “Vengadores: La era de Ultrón”, ni “Ant-Man”, ni me gusta “Moulin Rouge”. Tampoco me gusta depilarme, la verdad. Vale, ya, para. ¿Sí? Me estaba desahogando. Ya, suficiente. Vale.

El sentimiento de mandarlo todo a tomar por culo, sí lo he sentido: con “Trainspotting”, “Yoga para los que pasan del Yoga”, o “El club de la Lucha”. No con “En el Camino”. No con Kerouac.

Me convierta eso, en el tipo de persona que sea. Sorry not sorry.

Puede que al final lo políticamente correcto me la repanchinfle casi tanto como Kerouac.

Y esta, es mi primera confesión literaria.

Anuncios

20 thoughts on “Confesiones Literarias (I): Coolturetamente incorrecta.

  1. A mi no me importa lo que piensen de mi porque lea libros fáciles, de entretenimiento, ni porque me guste la música comercial, la bailable y cantable. Si a veces no doy mi opinión sobre ciertos temas, es por no ofender al que dice que eso es gloria bendita, porque seguramente lo será para él. No le voy a decir que está equivocado, como mucho podré decir que no estoy de acuerdo.
    Me parece estupendo que hayas decidido lanzarte a la sinceridad y no creo que por eso dejes de ser guay, a mi me pareces interesante y eso que no comparto muchos de tus gustos.

    Le gusta a 3 personas

  2. No he leido a Kerouac, y sobre En el camino, en concreto, tengo la sensación de que se me pasó el arroz, la verdad, no me apetece ahora mismo leerlo. Tampoco a Palahniuk, la verdad, mi sensibilidad rebelde va por otros caminos, creo. Por ejemplo, a mí sí me gusta el jazz 😉

    Me gusta

  3. Ay… soy stalkeable… Creo que es lo más bonito que me han dicho en mucho tiempo *suspira*

    Yo quiero dejar atrás mi vida cuando veo al Doctor y a su Tardis pero lo único que me provocó Kerouac es aburrimiento. On the road es un SUPINO COÑAZO. Ahora te lo digo tan ancha, eh, pero me costó lo suyo superar el trauma de que igual si no me gustaba el libro era porque era como el resto de gente mainstream, aburrida y ordinaria, y yo por ahí no paso.

    PD: Puedes ir por ahí diciendo que no te gustó En el camino, pero no oses volver a repetir que no te gustó Moulin Rouge. Por lo menos en mi presencia. O sino, ya sabes, run for your life.

    PD2: ¿En qué curso estás? #modocotilla

    Me gusta

    1. Ves, a eso me refiero… ¿Tú crees que es por estudiar Derecho? Todo el mundo piensa que soy aburrida cuando (sólo) sabe que soy jurista… ¿Seremos REALMENTE aburridas?¿poco aventureras?
      Pero bueno, ya me da igual. Tanta alma libre que he conocido en mi vida, anarkitas convencidos y tal… Ya te diré yo como acaban.
      Porque ahora me siento abuela cebolleta, porque “cursamos” lo utilizó en pasado. Acabé hace dos años Derecho ( y ciencias políticas, todo junto, que siempre me olvido de ella). Y ahora ya no tengo duda de que soy una persona aburrida: soy opositora. MUY aburrido! Poco kerouac y poco de alma libre. Sigh. Eso sí, cada dos/tres días pienso: ¿no me iré yo y me perderé? Blah.
      ¿Tú?

      PD: puedes amenazarme con lo que sea… En Moulin Rouge CANTAN. Suele tocarme un poco los ovarios eso… Pero no me lo tengas en cuenta. Veo cualquier película de acción mala (y me gusta), porque gusto en cine…

      Me gusta

  4. Este extraordinario esfuerzo de exposición pública debería ser ampliamente recompensado. Has confesado carrera (as), profesión, filias y fobias literarias, musicales, cinematográficas…No obstante, lo más probable es que te lluevan las críticas.
    Ya puestos, deberías pedir un sillón de tertuliana. Te las llevas todas, pero seguramente sacuden un pastizal.

    Me gusta

  5. un mea culpa. un día una amiga muy inteligente, muy creativa y muy artista, que quiero y admiro, se sorprendió mucho cuando le dije que no había leído el ulises de joyce, y me dijo “una persona como tú no puede no leerlo”. Total que lo compré y lo cogí con el entusiasmo de quien coge el libro que te va a marcar un antes y un después. Quizás sea una cuestión de expectativas, pero no fui capaz de llegar al yes i said yes i will yes. No pude. Vamos, no me quedé ni cerca. Mira que he abandonado pocos libros, pues este fue uno de ellos. Un día se lo tengo que confesar a mi amiga, aún a riesgo de que me deje de tener en tan alta estima… y con el jazz tengo algunos problemas. Con decir que es una de las pocas músicas con las que puedo leer sin desconcentrarme por la escasa emoción que me genera….aunque siempre hay excepciones.

    Me gusta

  6. Pues no tiene sentido, pero has hecho que me lea ese libro jaja Tengo curiosidad. Lo leeré y sacaré mi propia conclusión. No creo que una lectura no te ofrezca nada (esto no es una verdad absoluta), si no te gusta un libro, al fin y al cabo, estarás descubriendo cosas de por qué no te gusta, si es por la historia, por el estilo etc etc Y bueno, de algún modo habrá valido la pena aunque sea para saber qué no leer más. El problema, creo yo, que sería si te deja indiferente ( Y ahora me dices: Es que eso fue lo que me pasó, Samuel. Por eso hablo mal de él. Entonces pues cojo mis cosas y me voy 0.0).
    Bueno, pues lo dicho, añadido queda a la lista de libros pendientes. Un saludo!

    Le gusta a 1 persona

    1. Creo que es un libro que hay que leer, y creó, además, que sí es un libro que cambia la vida de mucha gente. No la mía, pero sí es un libro de culto. Y por algo lo es, ¿no?
      Así que en el fondo sí te ayuda a descubrirte a ti mismo, al menos puedes catalogarte como aquél al que Kerouac no consiguió convencer.
      Un saludo:) y ya me dirás que te pareció.

      Le gusta a 1 persona

  7. Curioso. A mí On the Road me parece brutal, aunque no sabía que fuera anatema reconocer que no te gusta. Yo viví en norteamérica unos años, y a algunos de mis amigos les había cambiado la vida. Les había llevado, por ejemplo, a cruzar Canadá de Montreal a Vancouver en autoestop. (A mí fueron las historias que me contaron las que me llevaron a hacer chorradas parecidas).

    Se me ocurren dos cosas. Una es que esta novela ha muerto de éxito: ya tenemos demasiado integrado en nuestra forma de leer y escribir un estilo que, en su momento, fue totalmente revolucionario. La otra es que es una novela muy norteamericana. Aquí no tenemos un Oeste al que ir en busca de aventura en un coche que compramos por 300$ y luego abandonamos en cualquier sitio. El equivalente cutre viene a ser interrail…..;-)

    A mí la historia de On the Road no me entuasiasma, pero sí lo hace el lenguaje. Está lleno de imágenes potentes del estilo “the world was suddenly rich in possibility”. Más aquí: https://www.goodreads.com/author/quotes/1742.Jack_Kerouac

    Pero, claro, los autores y los textos con un poco como las personas: pueden no ser compatibles con nosotros, y punto.

    Me gusta

    1. Jajajajaja pues sí, resulta que zi quieres ser moderno, tiene que gustarte.
      Me alegro de que te gustase y de que te cambiase la vida, porque sí quería que alguien me dijese que su fama tenía un motivo.
      Y lo que cuentas, suena muy guay! (Y me da envidia) voy a echarle un vistazo a las frases. ¡Un saludo!

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s