Lazos.

Me envuelves.

Yo me enrollo en tu brazo

como si fuese una manta

y junto nuestras manos,

entrelazo nuestros dedos

y entrelazo mis dedos

para poder entrelazarlos

con los tuyos dos veces.

Y mil, si pudiese.

No moverme nunca más,

que haga falta una espada

empuñada por Alejandro Magno

para separarnos.

Y que no valiese.

No valen las trampas

en este amor

de unión gordiana

sin formalismo civil.

Cuando pregunten

qué somos, decir:

El lazo torcido

del vestido de los domingos,

en los que no me quiero vestir,

si no es de ti,

si no es contigo.

Anuncios

15 respuestas a “Lazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s