Los Juegos del Hambre, ¿distopía?

A lo largo de este mes he estado ahondando, con mayor o menor acierto, sobre las distopías; he hecho de Epi y de Blas, pero con alguna palabrota. ¿Por qué? ¿Por filosofía (en un sentido etimológico)? ¿Con bona fides? ¿Animus iocandi? ¿POR AMOR?

Bueno, os descubriré una regla que se cumple más o menos de manera regular en ¡Oh! éste nuestro mundo (o no, pero me gustan las frases grandilocuentes): Nadie se toma tantas molestias para hacer el bien.

En cambio, para hacer el mal sí. Para hacer el mal, la gente oculta sus verdaderas intenciones entre un sinfín de motivos, justificaciones, palabrería absurda, lenguaje retorcido, pretextos y explicaciones. Muchas explicaciones.

 

Así, queridos lectores, después de leer esto, esto y esto; estáis preparados para escuchar:

 

“Los juegos del hambre” NO SON UNA P*** DISTOPÍA.

Y que me deis la razón, claro; eso es lo más importante.

Mi recomendación, aunque os gusten “Los Juegos del Hambre”, como no podía ser otra, es continuar la lectura. Porque no trato de criticar el libro o la película, sólo determinar que no es una distopía. Así que buen rollo, ¡continuad leyendo!

Y… y… porque… ¿voy a hablar del culo de Jennifer Lawrence? Eso es muy poco feminista por tu parte. Eres un desastre. Sigue leyendo

Anuncios

Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo, y dejar que llueva.

Es difícil explicar un poemario, o una poesía; porque la poesía dice cosas de límites difusos, imposibles de concretar, debiéndose quedar en un bosquejo aproximado.IMG_20150930_140940

Así que no pretendo explicar “Cuarenta y tres maneras de soltarse el pelo” de Elvira Sastre, sólo hablar un poco de él. Aunque, ¿por qué serían sino “Gonzo” las críticas? Sigue leyendo

Steampunk, corazones de vapor y concursos literarios.

En el post de hoy encontrarán una breve descripción del Steampunk, para llegar a la Asociación de Steampunk Valencia, haciendo escala en su libro con fines benéficos y en su concurso literario. No es necesario que es abrochen los cinturones, pero sí se aconseja estar cómodamente sentado y tener a mano la paciencia.

Gracias por elegir Aerolíneas Literarias Survive, disfruten de su lectura. Atentamente, la piloto Mal.

Voy a dar por supuesto que no sabéis qué es el “Steampunk”, queridos lectores, así que empiezo dando esta definición wikipédica del mismo:

“El steampunk fue, en sus inicios, un subgénero literario nacido dentro de la ciencia ficción especulativa que surgió durante la década de 1980 a manos de escritores conocidos por sus trabajos cyberpunk.

A día de hoy, este subgénero ha madurado hasta convertirse en un movimiento artístico y sociocultural y no tan sólo literario.

El steampunk se desenvuelve en una ambientación donde la tecnología a vapor sigue siendo la predominante (“Steam” es vapor en inglés) y por lo general localizada en Inglaterra durante la época victoriana, donde no es extraño encontrar elementos comunes de la ciencia ficción o la fantasía.” Sigue leyendo