Distopías

Si hubiese escrito una entrada de recomendaciones del mes, que no he hecho porque no he tenido tiempo (o por que has decidido invertirlo en hacer el vago, que también), sabríais que he descubierto la drogaína de los libros gratis de Amazon. Claro, que también lo sabríais si me siguieseis en Twitter. Así que no regrets, teníais opciones.

 

Uno de los libros que encontré fue “La Ciudad Vertical” de Javier Torras de Ugarte, y ya que es una distopía he decidido hablar de él. Aunque puede que no muy bien.

No sé si es que llevo unas semanas de mierda, o que agoté toda mi paciencia y concentración a la edad de cuatro años (que también), o que leer en digital me repatea el occipucio (que sí que lo hace, muchismo); pero este libro me ha aburrido un poco. Sin paños calientes y sin pocos, me ha aburrido.

 

Entonces, para qué vienes a hablar de él aquí, alma de cántaro. Bueno, porque quiero. Porque me sirve para ilustrar el tema a tratar, y porque mejor que hablen aunque sea mal. Eso dicen.

 

He repetido hasta la saciedad la credibilidad que tiene que tener toda obra distópica (aquí y allí), así que no voy a insistir más en el tema.

En “La Ciudad Vertical” el modo de llegar a cierta sensación de credibilidad es mediante la utilización de un “proyecto” real, que es el de la “Ciudad Vertical”. Podéis buscarlo en Google. O no.

 

La sociedad vive en “Ciudades Verticales”, en las que gobiernan unas “Grandes Familias”, que son aquellas que presentan una mayor “pureza” de raza, en contraposición al “mestizaje”. Según el status, se vive más arriba o más abajo en la ciudad; fuera de ella “mestizos” y “salvajes”. No recuerdas exactamente la palabra utilizada para ellos, ¿verdad? Verdad. ¿Y no la vas a buscar? No me sale del c***.

 

Es una sociedad desinformada, sin historia, y parece que cohesionada por miedo a lo externo y extraño, vivo o muerto, consciente o no.

 

Para ser una distopía se sitúa en un punto bastante alejado en el tiempo; aún así, las menciones a la inundación por el deshielo de los polos, y al racismo, permiten la asunción del escenario como posible.

 

“La advertencia” que entiendo que quiere hacer es relativa al medioambiente, y a los peligros de considerar a otros seres humanos como enemigos por el mero hecho de que no sean exactamente como “nosotros”.

Por desgracia, parece que sí es algo que necesita ser recordado, así que touché. Le concedo un buen mensaje.

 

En el estilo, parece seguir una guía de “consejos para el buen escritor”:

  • No utilices “golpear” si puedes servirte de un sinónimo que sea más sorprendente como “percutir”.
  • No te líes a describir la sociedad, e introduce de manera sutil características propias del universo que pretendes crear: “Era una persona mayor, tendría unos 45 años…”

 

Todo esto no es malo, obviamente. Pero… ¿Es debido a que se esfuerza demasiado y se nota, debido a que yo soy una zorra sin corazón, debido a que soy muy dada a mirar los dientes del caballo aunque sea regalado, o simplemente le falta algo que no sé determinar?

Sea por lo que sea, podéis juzgar vosotros mismos, lo buscáis en Amazon y le echáis un vistacito, que uno de sus grandes puntos a favor es la gratuidad.

Y si opináis otra cosa, podéis venir a ponerme de color verde vómito de espinaca. No drama.

 

Pese a todo, considero un gran acierto el utilizar una idea, como la de “La Ciudad Vertical”, con tintes ecológicos y utópicos; y retorcerla hasta crear la versión de la novela, mucho más cercana a lo que en la realidad sería.

Y reconozco el mérito de crear un modelo a escala (y simplificado) de nuestra realidad, que permite mostrar una desigualdad social de manera concisa, dejando al desnudo la raíz de toda discriminación: miedo y desconocimiento.

 

En fin, estoy a poco de sentirme mal por la mala crítica. Pero el convencimiento pleno de que el autor afectado no lo leerá, y que estoy un poco hater, evitan la culpabilidad.

Imaginadme acariciando un gato falso, porque soy tan maligna que ni siquiera me gustan los gatitos, ¿quién se siente ofendido por alguien a quien no le gustan los gatitos? Pues eso.

Anuncios

16 thoughts on “Distopías

  1. Te he imaginado gritándole al ordenador: “Que no, que no me gusta, c**o!!!!” Creo que se te aplica la celebre frase de Mae West, algo así como “cuando soy buena, soy muy buena; pero cuando soy mala, soy mejor” (no sé cuanto me la he inventado porque a mí tampoco me apetece buscar en google hoy). Después de estos desvaríos, simplemente vengo a decirte que me he puesto con “Un mundo feliz” (asignatura que tenía pendiente) para poder responder a la pregunta de si soy alguien de 1984 o de Huxley… Que me figuro por dónde va la dicotomía, pero chica me enganchaste con la cuestión. Así que, ocupada con ello voy a tomar como suficiente tu crítica de la torre vertical y darle caña a ligas mayores.

    Le gusta a 1 persona

    1. Jajajaja más bien pasaba páginas con desgana y la mirada de “that’s shit”, sin exaltación, no era tan malo.
      La frase de Mae West la digo mucho, y la leí en un libro de “Flanagan”, un detective adolescente.
      Ah, y me alegras el día diciendo que lees por mí. Es lo más bonito que me han dicho en mucho tiempo<3
      Jajajajja

      Le gusta a 1 persona

    1. A) Nadie es “sólo” algo, eres muchas cosas, incluida una persona de 45.
      B) No es ser “mayor”, recordemos a Vargas Llosa: ” tenía 50 años y estaba en la flor de la vida “.
      C) Entiendo que a la gente le gusten los gatos, no me parece nada negativo.

      Y… ¡Gracias! La sinceridad no siempre es bien recibida:)

      Le gusta a 1 persona

  2. Lo bueno de las críticas es que no tienen que ser siempre negativas. Que hagas críticas buenas de todo lo que pasa por tus manos hace parecer que no eres imparcial, y escribir de lo que te parece bueno te da más credibilidad. Además, para gustos los colores. No lo he leído, pero sabes que cuentas con mi confianza para discernir lo bueno de lo bodrio… Besitos y buen fin de semana!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Es totalmente respetable tu opinión y además para gustos los colores. También depende mucho del género y demás… Yo de fantasía me trago casi todo pero bélico casi ninguno.

    Aun así gracias por la recomendación 😉 aunque sea para mal pero seria peor no nombrarlo:p

    Un millón de sonrisas 😀

    Me gusta

  4. Muchas gracias por hablar del libro y por tomarle la molestia de leerlo, valoro mucho tu opinión y, sobre todo, tu sinceridad. Espero que mis siguientes libros te gusten un poquito más (no será difícil, por lo que veo :p), que este era el primero y no siempre es fácil dar con la tecla.

    ¡Un saludo y enhorabuena por la web!

    Me gusta

      1. Gracias a ti. Me lo tomo bien porque me gusta cómo te expresas, al fin y al cabo no se puede gustar a todo el mundo, ¿no? Si lees alguna de mis otras novelas y no te gusta… ¡Escribe también sobre ello! No me destripes mucho, eso sí, jejejeje.

        ¡Un saludo!

        Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s