Cómo ser un rebelde incomprendido de libro. O los libros que todo rebelde ha de leer.

Viendo las fotos de James Dean, ¿quién no querría ser un rebelde? Con o sin causa, la desobediencia resulta sexy (si ya eras sexy de antes, sino, no).

Pero si has llegado aquí, seguramente no tenga que convencerte de las bondades de ser un enfant terrible, ni una femme fatale.

Si estás leyendo esto ya has decidido ser un inadaptado social, sólo necesitas las herramientas necesarias para hacerlo realidad. Pero, ¿ser un rebelde de libro? Eso no es para todo el mundo.

Habrá quien se conforme con posar pensativamente, cigarrillo en ristre, en una foto de baja saturación. O criticar con vagos argumentos genéricos al sistema, enarbolando un teléfono móvil en algún festival de música, con una camiseta de Nirvana, mientras bebe cerveza de lata.

Pero un auténtico incomprendido ha de ir más allá. El camino a ser un “Rebelde de libro” no se aprende de fotos de Tumblr.

 

Por eso, Survive: el Magazine para los inadaptados ha realizado un estudio, basado en hechos reales, y trae “Los libros que todo rebelde tiene que leer”:

 

1– El primer autor que tienes que conocer es Bukowski. Bukowski es el Santo Patrón de los perdedores inadaptados. Alcohólico, fracasado la mayoría de su vida, pobre, feo como un pie… ¡y aún así triunfó! Al final, eso sí. Porque en el fondo ése es el deseo de toda alma rebelde: ser reconocida como un auténtico rebelde (y cobrar una pasta por ello, en cualquier formato). Charles Bukowski da esperanza a todos los fracasados, torturados y nihilistas ocasionales, ¿si el tipo ese pudo, por qué no yo?

En sus múltiples novelas y poemas habla de sexo, de miseria, soledad, desesperación, de la gran farsa que es esta sociedad; de todo lo que hay que saber para colgarte el cartelito de “Odio el mundo, porque el mundo es una mierda”.

Para este fin, su mejor obra sería “La Senda del Perdedor”, en ella vapulea “el gran sueño americano”. Absolutamente imprescindible.

Si quieres aportar un poco de luz a tu actitud desencantada, puedes acudir a sus poemas. Pero no es un must en esta tarea.

bukowski.gif
Gif de Google.

2- Palahniuk, recuerda este nombre. Y recuerda cómo se escribe, es un poco complicado, pero es esencial en la vida de un inadaptado. Palahniuk es a los rebeldes lo que Murakami a los coolturetas: tiene que gustarte. Da igual que su obra no sea tan buena, tienes que leerla y venerarla. Tiene que romperte los esquemas y aleccionarte al respecto de múltiples materias absolutamente desconocidas por ti (hasta el momento, claro). Su obra más famosa es “El club de la lucha”. Sí, hay película; pero no vale sólo verla, es un producto de Hollywood edulcorado. Aquí se persigue lo auténtico, lo real, lo visceral… ¿vas pillándolo?

fight club
Foto Google.

“El club de la lucha” es el nivel básico, una vez superado, puedes ir subiendo niveles “Asfixia”, “Snuff”… (esta última va de PORNO, y eso es súper rebelde).

 

 

3- Una de las confusiones habituales de los no-insumisos; es decir, de la escalofriante gente normal; es pensar que los que sí lo son consumen drogas. ¡Error! ¡No es necesario! En el mundo actual el consumo de drogas está tan generalizado que no es un rasgo distintivo. Es mainstream. Así que puedes ser un rebelde y mantener tu salud. Eso sí: tienes que saberlo todo sobre ellas. Aquí llegamos a la Biblia de un rebelde: “Trainspotting” de Irvine Welsh. De nuevo, ¿has visto la peli? ¡Felicidades! NO SIRVE. Tienes que leer el libro, para la matrícula de honor, memorizar el parrafaco de “Cómprate una vida”.trainspotting-profile

Irvine Welsh no sólo habla de drogas, especialmente de la heroína; sino que ha sido visto por algunos como una obra que muestra al yonki como un anti-héroe, víctima de un mundo en el que pocas son las opciones para no sucumbir a su trituradora de personas. ¿Y qué es un anti-héroe sino un rebelde muy cool? Es un auténtico manual de “argumentos para descreídos de la vida”. ¿Tengo que leerlo? DE CABEZA.

 

4- Uno de los problemas básicos de todo rebelde suele ser la incomodidad de una vida similar a la de sus modelos de conducta: yonki, vagabundo, pordiosero, alma errante… Todo parece llevar a una pésima higiene, dolor de espalda y pasar mucha hambre.

Afortunadamente, en la actualidad hay una herramienta que nos permite compaginar el ser un incomprendido inadaptado, con las comodidades del mundo moderno: Ironizar. O hacer las cosas “de vacile”. “Estoy en contra del sistema, aunque esté dentro de él; pero lo destruyo con mi actitud pasivo-agresiva y mis chistes malos”. Es muy complicado, lo sé. Por eso hay que acudir a Douglas Coupland, con sus libros “Generación X” y “Generación Jpod”, por tu bien. Y tu salud mental.

douglas coupland gen x
Foto Google.

 

5- Enfant terrible. ¿Curioso que el nombre sea francés? Por supuesto que no, ya que en Francia tenemos a algunos de los escritores que mejor cuadran con esa descripción. El primero de ellos: Frédéric Beigbeder. Éste es un autor moderno, ya plantea rebeldías más propias de los tiempos que corren. Su primera novela “13’99” fue todo un éxito; lo que está muy bien, ya que dejó de ser publicista, pasó a escribirla, y así no tuvo que pasar necesidad. Hubiese sido muy difícil para un niño bien, como él, de la alta sociedad francesa. ¿Qué mejor que un rebelde que podría no serlo pero lo es? Tiene mucho caché.

beigbeder
Foto Google, es Beigbeder.

Otra de sus obras fundamentales es El amor dura tres años”, con un montón de frases que estampar en capetas y carpesanos. O bueno, en Tumblr, Twitter y similares. Y sí, el libro mantiene ese tono de arromántico descreído de corazón roto; porque no se puede ser un incomprendido únicamente en el plano social. En el sentimental también.

 

 

 

 

6- Los franceses son una mina de oro, aunque escribir bien sus nombres sea realmente difícil: Houllebecq. Tiene que gustarte pero caerte mal, porque es un capullo. Capullo misógino, además. Pero en el fondo, se le respeta; porque es un inadaptado a su rollo. Recibe muchas críticas (muchas merecidas), pero él sigue igual, a la suya. Ese “paso de todo” es una enseñanza muy valiosa. Sus libros reflejan a ese “hombre solo”, ese “egoísta desencantado del mundo”, en cierto modo. Aunque ahora esté muy de moda “Sumisión”, leer “Plataforma” es el que os dará la estrellita de la veteranía en la insumisión (aunque lo leáis mañana).

michel_houellebecq_gq_2014_511x.jpg
Foto Google. Sí, es mu feo.

7- Para que no se diga, vayamos al nihilismo más puro. Hay que saber un poco de filosofía, porque es lo que distingue a un “rebelde” (con fundamento, por principios, como estilo de entender el mundo, es decir: mola), de un “tontolculo”.

sartre
Sartre, foto Google.

Sartre, “La Náusea”, si odias el mundo, si la existencia te parece absurda, y quieres tratar de ligar con inadaptados de alto nivel. En el mismo paquete, y por ser diametralmente opuestos, “Viaje al fin de la noche” de Céline. El horror, crítica de la sociedad, la guerra, la pobreza… Lo peor. Un rebelde es una persona curtida.

 

 

8- Atormentado. Un rebelde está atormentado por muchas cosas: amor, el peinado, ¿tengo que llevar la chupa de cuero en verano? (la respuesta es sí).

¿Quién es el Maestro del Tormento Humano? Dovstoyevski. Bueno, los rusos en general. Pero Dovstoyevski más. “Crimen y castigo” como máximo exponente de los efectos devastadores de la culpa. Además, esto sirve para caerles bien a los profes de literatura, y para parecer culto en ambientes en los que no queramos ejem lucir especialmente nuestro inconformismo ejem por cosas ejem.

Dovstoyevski
Foto Google.

 

9- En algunos ámbitos se confunde ser “rebelde” con ser un “tipo (o tipa) duro”. No es necesario ir por ahí perdonando vidas con la mirada; de hecho, lo mejor es mirar al suelo o al infinito, así no hay riesgo. Sí es necesario ser duro por dentro, como ya apuntaba: “estar curtido”. Curtido en el horror, el salvajismo, la violencia, etc.

De ahí la importancia de leer a Bret Easton Ellis: “American Psycho” es su obra más relevante. Incluso se negaron inicialmente a publicarla de lo bruta que era. Pro-tip: si algún libro quieren prohibirlo, no quieren editarlo, o similar; léelo. Es rebelde.

patrick bateman axe.gif
Gif Google.

10- Y por último: rebeldía vegana cool, o siempre habrá algún ídolo de la causa que te caiga como una patada en el culo, también conocido como Tao Lin. “Robar en american Apparel”, o cómo cobrarte una pasta por un libro que tiene el grosor del manual de instrucciones de un botijo. O cómo tú también puedes hacerte rico siendo un rebelde. En parte envidia, en parte coolturetismo de inadaptados, en parte esto parece una chorrada pero si se vende tanto es porque está contando algo que yo no entiendo y para no parecer tonto digo que mola mucho.

tao lin
Foto Google.

 

*Bonus*: Con las distopías siempre acertaréis, para más info: Aquí y aquí.

 

Desde Survive os animamos a convertiros en auténticos incomprendidos. Si leéis todos estos libros (entre otros) en vuestra adolescencia, tendréis el incuestionado honor de convertiros en adultos inadaptados. Adultos, o jóvenes adultos, con una ligera ansiedad social, crisis existencial perpetua, de esos que la gente evita en las fiestas, no ligan bajo ningún concepto, y tras cualquier evento se pasan horas mirando al techo pensando “todo el mundo piensa que soy imbécil, no vuelvo a abrir la boca nunca más”.

Lo cual tiene múltiples beneficios, en el ámbito relacional te permite tener un blog, Twitter, e incluso un podcast.

Y en el ámbito artístico, escribir acuchillando poesías clásicas, o perfeccionar el arte de la danza a pequeña escala para cualquier situación que lo requiera: renuevan tu serie favorita, se calienta tu comida de bolsa en el microondas, o acabas una entrada del blog.

 

Se va haciendo el moonwalk.

Anuncios

30 thoughts on “Cómo ser un rebelde incomprendido de libro. O los libros que todo rebelde ha de leer.

  1. A la vista de tu post, he decidido que seguiré siendo un agente doble. Parezco convencional y ortodoxo, pero encierro un peligroso anarco-sindicalista social en mi interior. Hasta ahora no me ha ido mal. Si la situación política se decanta hacia la ortodoxia, permaneceré en el anonimato. Si se orienta hacia la profunda ruptura social, tengo las dos posibilidades: Una, salir del armario ortodoxo, y externalizar mis degeneradas ideas interiores. Dos, mantenerme en la ortodoxia, en el convencimiento de que los convencionales seremos los próximos frikis. Salgo ganando en cualquier caso.
    Todo antes de volver a tragarme a Sartre o Dostoievski. Podría releer a Bukowski, porque es divertido el exceso, aunque a mi edad es prácticamente ciencia ficción seguir ese ritmo de orgía y desenfreno. Pero releer “Crimen y Castigo”, sería un crimen y un castigo

    Me gusta

      1. Claro que me gustó. Pero tendría que hacer una vida paralela para poder volver a leerlo.
        Ser rebelde con moderación y orden ¿no es como ser bebedor de vino…con casera?

        Me gusta

  2. En mi opinión, hoy en día un rebelde tiene poco de “producto” estándar. Un rebelde tendría que ser “inetiquetable”. Para mí es una pista necesaria para saber si la rebeldía es auténtica o un espejismo del mercado. Saludos.

    Me gusta

  3. Gracias por aportar la fotografía de Houellebecq dónde se aprecia mejor su belleza física.
    A los demás los he leído a casi todos. Me faltan Douglas Coupland y Tao Lin(y Sartre). De los otros me han gustado o me gustan todos salvo Dovstoyevski. Leí muchas de sus obras hace mil años y en todas veía a un moñas que se ha quedado agilipollado por el sentimiento de culpa judeocristiano. Desprecio sus rollos culpables y en general todas sus preocupaciones. Siempre he preferido a Tolstoi, Gogol y los otros rusos menos celebrados.
    Creo que al final tendré que leer a Sartre por ser más nihilista, como yo.
    En cuanto a llegar a ser rebelde o lo que sea me pilla tarde lo de adoptar poses artificiosas. Ya sólo me siento a gusto siendo el que soy. Aunque a algunos-as no les guste. No se puede aspirar a ser rebelde ni mucho menos aprenderlo. Sería paradójico. Seguir las reglas de cómo romper las reglas. No hay fórmulas. Pero eso ya lo sabes, irónica como eres.

    Me gusta

    1. Había otras en las que salía más feo, te lo prometo. No era la peor. Y cuando pienso en ti, ya no pienso en él, sino en Limonov, así que no te quejes.
      Bueno, me has pillaó, a mí la culpa judeocristiana me va. ¡Soy rebelde y masoca! Jajajajaja

      Me gusta

  4. Este post es la vida!! Jajajaja me reí tanto con el y ya tengo una lista increible de autores a los que debo echarle un ojo y sobretodo retomar a Sartre ese señor que me atormentaba en filosofia pero que daba gusto leer.
    Saludos!!!

    Me gusta

  5. Cada vez que leo tu blog me siento insignificante, no sólo por lo bueno que es en general sino porque de esta lista concretamente sólo lei “la náusea” y “crimen y castigo” y vi el resto de las pelis asi que supongo que soy un pseudorebelde conformista en fin quisiera eso sí, me gustaría añadir un autor a la lista que creo que se te olvida, el postulador de la “falacia mística de la cultura del ácido”, el genial Hunter S. Thompson autor de “miedo y asco en Las Vegas” y “los diarios del ron”

    Me gusta

    1. Vaya, gracias por decirme esas cosas. Pero nada de sentirse mal, ni inferior, ni nada. Cada uno tiene sus habilidades (mira, yo soy una súuuuuper rebelde, qué le voy a hacer), y ha leído más o menos, o unas cosas u otras.
      Y sí, tienes razón debería haberlo añadido, lo puse en la lista que luego me olvidé y escribí esto de memoria y rápido (he tenido que corregirlo unas 5veces ya publicado, ése era el nivel de descuido). Aysh. Y me he dejado fuera al señor Thompson, con lo que me like it. Aunque los diarios del ron no lo he leído (pero no se lo digas a nadie, no sea que me echen de la banda!!)

      Le gusta a 1 persona

  6. Se nota que no soy nada una chica rebelde y que siempre me he guiado por las normas aunque con algunos saltos 😛 Aun así una guía muy elaborada para serlo desde lo mas profundo 😉 Tendré que tomar notas!

    un millon de sonrisas 😀

    Me gusta

  7. Lo llevo fatal de los fatales, ni un solo libro de la lista me he leído, a años luz estoy de la rebeldía. A veces, cuando no estoy conforme, levanto las cejas, puede que ese sea un claro síntoma de rebeldía controlada, una rebeldía intrínseca, como muy para adentro. También tengo cazadora de cuero y me gusta mirar hacia arriba. Mira a ver cuántos puntos me da eso.😀

    Me gusta

  8. Qué puedo decir… me gustan casi todos… Sartre, que me aburre, y el chino y Frédéric Beigbeder, que ni me suenan… supongo que en realidad soy un pequeño burgués de día que redime sus penas de noche en internet. Algunas recomendaciones… respecto a Ellis, sí, American Psycho es un clásico en toda regla, pero aún así yo adoro “Menos que Zero”, su primera novela, “Lunar Park”, mi favorita de su madurez y sobretodo “Glamorama”, permíteme el autobombo: http://notasdekar.com/2012/12/02/libro-del-mes-noviembre-glamorama-bret-easton-ellis/
    una novela que tiene partes demasiado excesivas pero que aún hoy, años después de leerla, me deja loco y me acuerdo constantemente de ella, diría que es muy contemporánea. Huid, sin embargo, de “Suites Imperiales” una basura aburrida y casi indigna. Con respecto a Douglas Copeland, no leí “Generación X” en su momento y me da la sensación de que está algo desfasada en el tiempo, no crees?

    Me gusta

    1. Empezaré por el final:
      Sí, supongo que estará desfasada, de ahí “Generación J-Pod”, aunque tampoco… A no ser que tengas quince o dieciséis años, no la leas. Hay libros que se leen a esa edad o no se leen.
      De Ellis he leído otra más, no sé exactamente cuál: soy terrible con los títulos y es lo que tiene leer compulsivamente. En fin, mi memoria al respecto es el horror de cualquier cultureta.
      De Beigbeder, el otro día vi que habían reeditado “13’99” en Debolsillo: no puedo menos que recomendarla.

      Me gusta

  9. Vale, me quedo para siempre. Me has convencido: no solo eres friki, también te gusta la literatura y el rock (yo soy más de heavy pero bueno :P), estoy muy emocionada jejejeje.
    Todo esto para decirte que yo también te he stalkeado un poco y me encanta lo que escribes además estos autores son la bomba.
    ¡Un abrazo! 🙂

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s