¿Quién necesita premios cuando tiene mencioncillas?

Oh Vaya. Oh VAYA. Se aproxima una disculpa o algo así. Pero podemos ahorrárnoslo. Es decir, nos saltamos el “no tengo tiempo” y el “voy dejándolo y al final se me pasa”, etecé, etecé. ¿Nos lo saltamos? ¿Sí? Genial.

 

Pasemos directamente al tema.

 

Últimamente (estos dos últimos meses) me han nominado a varios premios que, como podéis observar, no he hecho.

Tampoco pienso hacerlos ahora, total, tampoco cumplo las reglas de ninguno (a hechos pasados me remito). Así que prescindiremos también de las preguntas indagatorias de una intimidad que no es tal, puesto que continuamente la exhibo por aquí. O en Twitter. O en el Podcast. O en el Twitter del Podcast. ¡Cuánta cosa!

En fin, ¿en serio queréis saber más de mí? Me sorprende que no os hayáis cansado, bueno puede que lo hayáis hecho; pero no si estáis leyendo esto, los que lo estéis leyendo. ¡Hola! ¿Hay alguien? Creo que se han ido. Chsst. Show must go on.

Sigue leyendo

Anuncios

Crítica al cuadrado. Y a Deadpool.

¿Habéis leído la crítica de Deadpool “Atrevida ignorancia”?

IMG_20160224_100644
Aquí la tenéis.

No sé ni de qué periódico es, ni quién la escribe. Mejor, lo consideraré un “anónimo”.

 

¿Por dónde empezar? Tiene razón en su premisa: “la ignorancia es atrevida” (pero esa sabiduría no pertenece al autor, sino al refranero popular), y su crítica sirve de desarrollo expositivo a la misma.

Sería oportuno insertar aquí el meme: “this is so wrong”, o el de “you dense…”, o mi favorito, el de “Scar”(en GIF, por supuesto). Aunque ello conllevaría que se me tachara de pueril y, no sé,  ¿¡podemita!?

 

 

Su artículo me recuerda a esos “señores que” critican todo lo que no tiene más de 20 años de antigüedad (con suerte): “Eso sí que era música”, “ya no hacen películas como las de antes”, “a tu edad yo ya tenía un trabajo/estaba casado/había dominado el mundo”.

No se puede discutir con ellos, porque es estrellarse contra un muro de hormigón una y otra vez. El único resultado es la impotencia, total y absoluta; el desconcierto ante esa desconexión y desconocimiento del asunto a tratar; y la duda: ¿cómo puede no darse cuenta de las tonterías que está diciendo?

Si bien, hay quien intenta explicarse. Los pacientes. Los valientes. Los dialogantes. A quienes decir, “bienaventurados los hombres de buena voluntad porque ellos recibirán por respuesta: Lo que pasa es que no tienes ni puta idea”.

Admite múltiples variables: “No tienes ni puta idea de la vida”, “No tienes ni puta idea de la música”, “No tienes…”

Con un mayor o menor número de tacos, pero esa es la esencia.

Sigue leyendo

Se ha escapado.

Valencia_70
Una de mis fotos antiguas.

Estar siempre nerviosa

Es mi pájaro azul.

No me ves

Porque estoy en diferido

Esto lo emití hace un rato

Y lo omití.

Me autocensuro para vivir.

Tragar saliva es mi reto

Un calambre en la garganta

Es un alambre perpetuo

Y así no pienso en espinas

Ni en piscinas de morfina

Mi terapia es hablar del vacío

Física experimental del yo,

Física teórica,

Retórica de cómo estoy.

Es mejor ser palabras que nada

Mejor indefinición

Cuando la otra opción es una incógnita.

Mi pájaro azul

También quiere salir,

Solo que no veas

La que ha armado ahí dentro

Retransmito los desperfectos

Pasado el rato

Corresponsal de catástrofes

¿Ornitológicas internas?

Porque los medios maquillan

Y yo necesito manipulación

Para aguantar mis noticias.

San Valentín, lo que en enero se leyó y otras recomendaciones de mierda.

“San Valentín” siempre me recuerda a mi amiga Luna. Mi amiga Luna es una de esas pocas personas que puede ser calificada de “ser luminoso de amor y bondad”; siendo éste, el motivo principal por el que es mi amiga. ¿Quién sino iba a aguantarme?

Puedo ser un poco difícil a veces: no cojo el teléfono, no contesto whatsapps si no me apetece, me hablas y estoy pensando en otra cosa, desaparezco del mapa sin dar señales de vida… Aunque desde hace unos años estoy intentando mejorar mi actitud. Espero que se note.

Pero Luna es esa clase de personas que se ponen alarmas en el móvil para, al menos una vez a la semana, preguntarte cómo estás. Así que si sabe que nosequién está jodido: alarma en el móvil todos los domingos para preguntar cómova. Y pregunta, pregunta y pregunta, aunque haya recibido monosílabos como contestación las últimas cuarenta veces. Se preocupa.

 

La conozco más de diez años y, he de decir, que ambas hemos cambiado un poco. Ni yo soy un mapache refunfuñón y arisco (y lo de mapache es porque llevaba siempre los ojos con sombra negra), ni ella es la chica de la que todo el mundo abusaba de su bondad. “Es tan buena que es tonta”: si lo buscas en el diccionario, sale su foto. O salía.

Quizá es la vejez, o quizá es la mutua influencia, la que nos ha atemperado el carácter.

Mirad, aquí estoy, escribiendo una entrada para San Valentín que espero que Luna lea y se le asome una sonrisa, porque últimamente está un poco ¿tristona?.

¿Quién lo hubiera imaginado? Bueno, cualquiera que sepa que las personas no son iguales todo el rato.

Pero a ver, ¿por qué San Valentín te recuerda a Luna y por qué estás escribiendo esta mierda de exaltación de la amistad de peloteo? ¿Estás borracha? ¡No! Sigue leyendo

Fan Grrrl, “The Lovecast”.

 

Tutururú, se hace saber que hay colgado un nuevo podcast de Fan Grrrl.

12465743_1037095782999548_1471706238_o

Sí, señores y señoras, ya está el segundo programa de Fan Grrrl, titulado “The Lovecast”. Nos hemos dejado llevar por lo mainstream, y hemos sucumbido a la tentación de hacer un especial de “San Valentín”. ¡No os asustéis! Tampoco es para tanto.

 

En el programa de este mes os contamos las noticias más relevantes en cine (hay muchos tráilers nuevos), los Oscar, algunas novedades comiqueras y mangacas…

Continuamos con una sección que hemos titulado “Parachoques Masoquista”, en el que hacemos criba de las novedades seriéfilas. Sufrimos nosotras para que no tengan que hacerlo los oyentes. ¡Y joder! Yo, al menos, he sufrido viendo alguna.

Así que hablamos de “Crónicas de Shannara”, “Shadowhunters”, “Lucifer”, “The Magicians”, “Expediente X”, etc.

Se nos olvidó mencionar “Legends of Tomorrow”, que a mí sí me está gustando. Pero raro es que no se nos olvidase nada más. Eso significa que ha sido una grabación accidentada.

 

Nuestro especial “San Valentín” se centra en mencionar las cuatro mejores y cuatro peores historias de amor que se nos ocurrieron en el momento. Un poco de cine romántico, o todo lo contrario, por si os sentís con ganas de ser un poco romantic trash. O haters consumados, porque tenemos para todos los gustos.

Sólo diré: No me matéis por las cosas que digo, porfi.

 

Por último, siguiendo con la temática amorosa, hablamos de la novela gráfica de “El azul es un color cálido”. Súper recomendada.

IMG_20160119_143604

Y acabamos con una pequeña consulta para la Princesa Fisgona, ventilada en un plis-plas por falta de tiempo.

 

 

Nos ha escuchado mucha gente (o así nos lo parece), ¡así que muchas gracias! ¡¡¡Yeiii!!!

Esta grabación ha sido un poco accidentada, la hemos tenido que posponer, etc. Por lo que puede que sea un tanto más confusa, aún así, trataremos de mejorar y esperamos que os guste.

Sí, sí, sé que no debería echar piedras sobre mi propio tejado; pero he descubierto que tengo pánico escénico antes, durante y después de grabar el podcast. Sobre todo después, cuando toca que lo escuchéis. Así que… eso, sorry, son nervios.

 

Y si no habéis escuchado el primero, click aquí.

 

PD: ¡Entrada número 100!

Lo contrario a la empatía.

IMG_20160208_073838A quienes rechazan los demonios ajenos

y los confunden con debilidad

les invito a conocerse,

a unas horas de soledad

en su sola compañía.

Si ni una mano fría

del recuerdo se aferra

a tu garganta

¿has llegado a vivir?

¿Con quién juegas al póker

antes de acostarte?

¿Con quién apuestas

que mañana lucharás

porque no has perdido

ni una sola batalla

y no quieres empezar ahora?

¿Ni una sola tribulación

que te permita sentir

el miedo en los demás

cuando dicen

que mañana toca guerra

y que no hay tregua nocturna,

no dejan de atacar

a un fuerte cada vez

más ajado y roto.

¿Dónde se esconde tu dolor?

¿Y ni una vez has sido

el héroe de tus derrotas

por haberte presentado a filas

con la batalla perdida?

¿Y nunca te has ganado?

¿Nunca has jugado

a aguantar la mirada

con tu diablo personal?

Entonces, dime

¿cómo sabes quién eres?

Sabes quién eres en el cielo;

pero, ¿y si toca infierno?

¿Cómo te vas a encontrar?

Consejos que no te darán tus padres y pueden ahorrarte mucho sufrimiento.

La culminación de mi trayectoria poética se sitúa en la cola de un cuarto de baño, a las afueras de una rave, en un Viñarock. Mi inconsciencia etilizada, unida a mi atuendo (consistente en una camiseta gris cortada, ceñida a la cadera con una riñonera) me inspiró una vena corsaria. Así que decidí recitar la “Canción del Pirata” de Espronceda. Sigue leyendo