San Valentín, lo que en enero se leyó y otras recomendaciones de mierda.

“San Valentín” siempre me recuerda a mi amiga Luna. Mi amiga Luna es una de esas pocas personas que puede ser calificada de “ser luminoso de amor y bondad”; siendo éste, el motivo principal por el que es mi amiga. ¿Quién sino iba a aguantarme?

Puedo ser un poco difícil a veces: no cojo el teléfono, no contesto whatsapps si no me apetece, me hablas y estoy pensando en otra cosa, desaparezco del mapa sin dar señales de vida… Aunque desde hace unos años estoy intentando mejorar mi actitud. Espero que se note.

Pero Luna es esa clase de personas que se ponen alarmas en el móvil para, al menos una vez a la semana, preguntarte cómo estás. Así que si sabe que nosequién está jodido: alarma en el móvil todos los domingos para preguntar cómova. Y pregunta, pregunta y pregunta, aunque haya recibido monosílabos como contestación las últimas cuarenta veces. Se preocupa.

 

La conozco más de diez años y, he de decir, que ambas hemos cambiado un poco. Ni yo soy un mapache refunfuñón y arisco (y lo de mapache es porque llevaba siempre los ojos con sombra negra), ni ella es la chica de la que todo el mundo abusaba de su bondad. “Es tan buena que es tonta”: si lo buscas en el diccionario, sale su foto. O salía.

Quizá es la vejez, o quizá es la mutua influencia, la que nos ha atemperado el carácter.

Mirad, aquí estoy, escribiendo una entrada para San Valentín que espero que Luna lea y se le asome una sonrisa, porque últimamente está un poco ¿tristona?.

¿Quién lo hubiera imaginado? Bueno, cualquiera que sepa que las personas no son iguales todo el rato.

Pero a ver, ¿por qué San Valentín te recuerda a Luna y por qué estás escribiendo esta mierda de exaltación de la amistad de peloteo? ¿Estás borracha? ¡No!

Porque Luna era la chica que en San Valentín compraba piruletas de corazón para todo el grupo de amigos, para que nadie se quedase sin un “te quiero” ese día.

Sí, me parecía la cosa más cursi que te puedas echar a la cara. Yo me comía la piruleta pensando “mira que eres currrrrsi”(con cariño), y pensando que era una soberana tontería. Volvía a ponerme los cascos y a no hablar con nadie, a no ser que ese “nadie” insistiese.

Como de costumbre, en el ámbito de las relaciones personales: no daba una. Y ahora me doy cuenta de que “San Valentín” era una alarma en el calendario para recordarnos a todos que nos quería. Y no por ella, sino por todos nosotros, que lo necesitábamos bastante. Más, a los quince años.

 

No soy de celebrar “San Valentín”, creo que es una festividad consumista, que el amor que promueve es un tanto tóxico, y ese tipo de cosas. Hay una campaña contra el amor romántico: “SinValentín”, que recomiendo buscar a quienes tengan curiosidad.

Pero el “catorce de febrero” depende de cómo queramos verlo, supongo. Así que viéndolo como una oportunidad de recordar a la gente que queremos que la queremos, sin necesidad de grandes gestos, ni de despilfarros… Bien, supongo que ésta es mi celebración de “San Valentín”.

 

Os quiero raro.

 

Bah, no os creáis nada. Sólo lo he dicho porque ésta es la entrada de recomendaciones del mes, y así puedo aprovecharme y enlazar con el podcast para explotar mis propios intereses, que es el auténtico espíritu que se promueve con estas festividades: Vender algo.

Aunque bueno, esto es gratis y tiene buen fondo, o eso intenamos. Pero, eso no quita para que yo siga siendo malvada y no me gusten los gatitos. Malditos gatitos.

En todo caso, me viene al pelo para cansinearos con el podcast: Fan Grrrl 1×02: “The Lovecast”, en el que hacemos un “especial” San Valentín. Lo cual ha de tomarse con reservas (he visto pánico en las redes), la verdad es que nos reímos de las historias de amor de Star Wars y del Hobbit en su mayoría. Pero escuchadlo y lo veréis. O lo oiréis.

 

Puesto que el podcast ya comento muchas cosas, aquí puedo reducir de lo que voy a hablar. No pienso hablar de ninguna serie. ¡Ninguna!

 

Estoy muy orgullosa de mí misma porque he visto dos películas nominadas a los Oscar: “The Martian” y “El puente de los espías”. Ambas buenas películas, aunque si tengo que elegir: me quedo con Tom Hanks en “El puente de los espías”. Aquí, una fan de John le Carré, qué le vamos a hacer.

Tengo pendientes: “Carol” y “La chica danesa”, que espero ver en las próximas semanas. Y “Macbeth”, que la veré en cine de reestreno, diosbendigaaloscinesdereestreno,queencimasonBARATOS.

Para que no penséis de mí lo que no es: también he visto “El último cazador de brujas”. ¡Sorpresa! Es bastante mala. Pero sale Ygritte (de Juego de Tronos), Vin Diesel y Michael Cane. FYI.

Oh, y “Los odiosos ocho”, casi se me olvida. Imaginad qué opinión tengo de ella.

Libros, he leído lo que me trajeron los “Reyes”:

Al “Instrumental” de Rhodes hice una crítica Gonzo que os dejo aquí, así que no hablo más de él. Leedlo. Ahora lo está leyendo mi padre y también le está gustando.

IMG_20160108_235214

También leí “Éramos unos niños” de Patti Smith. Ya está en edición de bolsillo, por si a alguien interesa. Lo deboré. Lo acabé y se lo di a Jota, obligándole a leerlo. Todavía no lo ha empezado. Mal. Quería hacer la reseña, pero me gustaría comentarlo con él antes, porque quizá tanta mención a lugares, nombres y obras puede resultar confuso para los neófitos. O más neófitos que yo, que tampoco es que esté muy enterá.

IMG_20160131_100208

Y me hallo con “Cómo se hace una chica” de Moran, no he hablado de Caitlin Moran porque no sabía por dónde empezar. Leí su “Cómo ser mujer” y me convertí en una fan incondicional. No sé si quiero ser ella, o que sea mi mejor amiga. Hasta la fecha he conseguido que mi hermana y mi padre lean “Cómo ser mujer”, mi hermana me robó mientras estaba a mitad lectura “Cómo se hace una chica” y mi padre pretendía hacerlo, pero lo evité dejándole a Rhodes. Qué duro es ser yo. Ohtheirony.

 

En poesía leí a Walt Whitman y me volví loca. Perseguí a mi hermana para leérselo (luego me dice que la dejo mal vía Internet, así que cuidaré mis palabras), pero ella estaba cocinando y no reaccionó como yo esperaba: arrancándose las vestiduras mientras daba saltitos y aullaba que era algo mágico. Sino que me dijo “está bien”, lo que me desilusionó un poco.

Así que me tocó buscar nuevas víctimas. Jota, que no sé si es que ya me tiene pillado el punto, o que de verdad le interesa, se ofreció a ser recitado. Su reacción fue más positiva, y añadió “me gustaría saber cómo suena en inglés”. ¿¡¡¡A QUE SÍÍÍÍ!!!?, contesté, y estuve un buen rato Whitmaneando.

Y ello resultó en que terminé comprando la edición bilingüe de “Hojas de hierba”.

Por si fuese poco compré “Ariel” de Sylvia Plath, y “Las flores del Mal” de Baudelaire, llegando así al tope máximo de gasto previsto para el mes, y dejando a regañadientes muchos otros poemarios que Jota sujetaba, mientras yo decidía cuál de los doce finalistas quería llevarme.

IMG_20160210_151425

Los tengo todos empezados, dada mi ansia poética. Pero voy a tener que controlarme e ir uno a uno, porque así no puede ser. ¡No puede ser, me oyes!

 

Afortunadamente, las Navidades dejan tickets regalo que gastar, sobre todo si nadie te acierta el gusto (como es mi caso), con lo que conseguí esta preciosidad:

IMG_20160210_151412

“Heartbeat” de María Llovet, que comenzaré cuando acabe “Suiiki” un manga que me dejó Rose hace mucho y debería devolverle. Lo estoy intentando.

 

También he estado leyendo “Todo lo que nunca te dije lo guardo aquí” de Sara Herranz. Ya he conseguido acabarlo, me ha costado. Cada poco me entraban ganas de meterlo en el congelador, como Joey con “Mujercitas”. No porque dé miedo, o sea malo; sino porque mis sentimientos de adolescente adoradora de Isabel Coixet afloraban. Es una novela gráfica tremendamente indie, y no tengo mucho más que añadir.

IMG_20160202_155854
Esto es de Sara Herranz.

¿Alguien ha dicho cómics? ¡CÓMICS! He leído tantos que hasta me da vergüenza: “Gotham Academy”, “Batgirl”, “DC Bombshells”, “Hellblazer”,“La caída de una Amazona” de Wonder Woman… Pero de ellos hablo o hablaré en el podcast. Podemos decir que era lectura necesaria para la preparación de éste o futuros programas. Jé.

 

Alguna cosa se me olvida, pero oye, ya he escrito un montón y no me aguanto ni yo. Ale, se me ha acabado el amor. Menos mal, pensaba que tenía algo malo. Ugh.

So… that’s all folks.

Anuncios

16 thoughts on “San Valentín, lo que en enero se leyó y otras recomendaciones de mierda.

  1. ¡Qué bonito! Esto con filtro de IG lo petaba xD
    Algún día que esté inspirada me gustaría leer Hojas de hierba. La poesía es mi asignatura pendiente.
    Este finde, cuando sea libre, escucharé vuestro podcast ^^
    Besitos xD

    Me gusta

  2. No te esperes mucho de la película de “La chica danesa”… Vi el trailer hace unos meses y me enamoró, promete muchísimo. Pero luego vi la película y meh. Eso sí, el libro recomendadísimo, a mí me ha encantado. ¡Un saludo!

    Me gusta

  3. ¡Hola!
    Pues no hace mucho, le regalé a mi padre el libro de “Como se hace una chica”
    Desde hace mucho tiempo que lo quería y decidí regalárselo y fue super acertado.
    Ahora mismo esta leyéndolo y dice que hay partes con mucho humor!

    Quizás lo lea yo más adelante, aunque no se si es mi genero favorita jajaja
    Un beso 😀

    Me gusta

  4. Buenas!
    En cuanto a la chica danesa he de decir que es una película muy bonita visualmente. Es cierto que si vienes del libro te deja un poco ñé, pero es normal en estos casos. Pero en mi opinión es una buena película, con unas actuaciones, vestuario y ambientación muy destacables. Te recomiendo el libro, es muy bonito y bastante más emotivos. Se conecta más, pero vamos, como cualquier libro con la película.

    Las flores del mal, ay! cuántos recuerdos a 2º de Bachillerato. Tuve que estudiar a Baudelaire y algunos poemas en Literatura Universal. Si sumamos que a mi la poesía no me llama y que encima nos examinaban… ya puedes imaginar el resultado. Pues no! Me sorprendió gratamente. La manera de la que hablaba, DE LO QUE hablaba, me llamó la atención. Siempre habría leía la poesía del colegio cursi y encontrarme a un hombre tan interesante, con una vida y mentalidad TAN adelantada a su época, maravilloso. Imagino que a ti, que te encantan la poesía, lo estarás disfrutando mucho.

    ¡Un abrazo!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s