Crítica al cuadrado. Y a Deadpool.

¿Habéis leído la crítica de Deadpool “Atrevida ignorancia”?

IMG_20160224_100644
Aquí la tenéis.

No sé ni de qué periódico es, ni quién la escribe. Mejor, lo consideraré un “anónimo”.

 

¿Por dónde empezar? Tiene razón en su premisa: “la ignorancia es atrevida” (pero esa sabiduría no pertenece al autor, sino al refranero popular), y su crítica sirve de desarrollo expositivo a la misma.

Sería oportuno insertar aquí el meme: “this is so wrong”, o el de “you dense…”, o mi favorito, el de “Scar”(en GIF, por supuesto). Aunque ello conllevaría que se me tachara de pueril y, no sé,  ¿¡podemita!?

 

 

Su artículo me recuerda a esos “señores que” critican todo lo que no tiene más de 20 años de antigüedad (con suerte): “Eso sí que era música”, “ya no hacen películas como las de antes”, “a tu edad yo ya tenía un trabajo/estaba casado/había dominado el mundo”.

No se puede discutir con ellos, porque es estrellarse contra un muro de hormigón una y otra vez. El único resultado es la impotencia, total y absoluta; el desconcierto ante esa desconexión y desconocimiento del asunto a tratar; y la duda: ¿cómo puede no darse cuenta de las tonterías que está diciendo?

Si bien, hay quien intenta explicarse. Los pacientes. Los valientes. Los dialogantes. A quienes decir, “bienaventurados los hombres de buena voluntad porque ellos recibirán por respuesta: Lo que pasa es que no tienes ni puta idea”.

Admite múltiples variables: “No tienes ni puta idea de la vida”, “No tienes ni puta idea de la música”, “No tienes…”

Con un mayor o menor número de tacos, pero esa es la esencia.

El autor desconocido de la crítica de Deadpool está criticando un humor que no entiende, de un mundo que le es ajeno, y que por ello desprecia.

“No sé de qué va esto, pero no es lo de siempre y no me gusta”, ya que ha optado por añadirle un tinte político al film, podemos darle a esta frase tal connotación. ¿Para qué un razonamiento elaborado de rechazo si puedes decir que no te gusta porque sí?

 

Claro, que sustentar una crítica en un gusto meramente personal no es profesional, por lo que el escritor trata de convencernos de la veracidad de sus argumentos acudiendo al “gran mensaje”: la bondad.

Porque toda esta crítica está destinada a que celebremos la bondad. El valor inherente de los superhéroes es el de –cito literal- “reivindicar la diferencia a través de seres que no por salirse de la norma dejan de ser necesarios para construir una sociedad mejor”.

Así, rebajando esta película al nivel de “traición del espíritu superheroico” por no seguir la norma, ensalza las virtudes de la diferencia. Curioso, cuanto menos.

 

También es curioso que la crítica defensora del “auténtico espíritu de los superhéroes” provenga de alguien que afirma que la película está hecha “solo para los amiguetes que saben de que va el rollo”-sí, también cita literal-; es decir, de alguien que reconoce que no sabe “de que va el rollo”. ¿Quién es el ignorante aquí?

Que si el periódico no tiene a nadie para hablar de superhéroes, tengo un par de amigos dispuestos a echar una mano. Previo pago.

 

Deadpool es una película que puede no gustarte. Es soez, es un hervidero de tacos y de chistes de mal gusto, es un despropósito y está orgullosa de ello. En todo caso, su finalidad es “ciscarse” de los buenos propósitos y mofarse del buen gusto.

Así que no es posible criticarla por conseguir exactamente lo que pretende, salvo que quieras poner de manifiesto tu ignorancia al respecto.

Puedes criticarla por muchas otras cosas, pero no porque vulnere “tus creencias”.

 

Creencias, en este caso, basadas en la consideración del “auténtico espíritu superheroico” que tiene alguien que no parece haber abierto un cómic de superhéroes en su vida.

“Todo por el pueblo pero sin el pueblo”, podríamos apuntar, pero en el ámbito comiquero.

Para combatir este despotismo ilustrado ( o no “ilustrado”, porque poca ilustración ha tenido el gusto de admirar si desconoce obras como “The Boys”, “Alias”, “The Punisher”, “The Authority”, “Powers”, “Hellblazer” o “Superlópez”) ; pondré de manifiesto la amplitud de temáticas en el mundo de la novela gráfica, y en el género superheroico, la multiplicidad de tratamientos que ha recibido.

No, no todos son “bondadosos”. Diríjanse a los títulos arriba mencionados, compruébenlo.

Aunque claro, puede que el autor de la crítica sí haya abierto algún cómic y yo me esté equivocando. Me equivoco mucho. Pero voy a arriesgarme y a decir, si fuese tal el caso, que yo apostaría por un Superman años ’50.

 

No todo es malo, hay que celebrarle que haya intentando dotar de trascendencia a los superhéroes, tratando de realizar una crítica política con ellos.

Los lectores de cómics (o muchos de nosotros) sabemos que detrás de esos dibujitos hay, o puede haber, mucho más que bocadillos con “Pew”, “Badoom”, “Chas”. Al libro de “Los Superhéroes y la Filosofía” de Blackie Books, entre otros, me remito.

 

Pero en la situación que nos ocupa, el resultado conseguido aboca a un gran interrogante: ¿Qué tiene que ver el tocino con la velocidad?

Y por no entrar en temas espinosos, dejo que los lectores decidan libremente si el tocino es Deadpool o Pablo Iglesias. O incluso Errejón.

 

 

 

En fin, antes de la lectura del artículo, mi idea era comentar que hemos subido una “Crítica Punk” de Deadpool al podcast Fan Grrrl; por si a alguien le interesa.

Es una “crítica” bastante absurda, con muchos tacos, basada en opiniones enteramente personales y por tanto susceptibles de no ser compartida, que no tiene mayor finalidad que el mero entretenimiento. No queremos convencer a nadie de nada. Además sólo dura media horita, y el refranero popular dicta que lo “bueno si breve, dos veces bueno”. Y sin “spoilers”.

Acabar diciendo que somos conscientes de nuestras limitaciones, por si os apetece hatearnos un rato. Que sois libres de ello, sí. Pero ya que no nos pagan y no es delito hacer el cafre, nos lo pasamos bien.

Anuncios

20 thoughts on “Crítica al cuadrado. Y a Deadpool.

  1. No sé si es el choque generacional que existe pero parece que a medida que crecemos y nos hacemos mayores, nos regalan el diploma de “Cascarrabias incomprendido” . De verdad que no entiendo porq cuando hay un cambio generacional tendemos a criticar a los más jóvenes por sus gustos e inexperiencia. -.-U

    Me gusta

  2. No sabes la que se lió el fin de semana del estreno con padres y madres “jóvenes” que llevaron a sus hijos sin atender a los avisos de edad. Un escándalo! Gente diciendo que sería preciso retirar la película inmediatamente! Ay! con todo aquello que no sea políticamente correcto…

    Me gusta

  3. Pues tú misma lo dices, en tu crítica, ese va mal cuando admite no saber de qué va el rollo. Y aúna sí también se equivoca, la película es autorreferencial en ciertos momentos pero hay mucha gente que no sabe nada de superhéroes y de este mundillo y le ha gustado. Mi sobrina de once años por ejemplo, por mi barrio la gente no se echa las manos a la cabeza por estas cosas. El mundo se está volviendo tan conservador que da miedo. Aunque el éxito de Deadpool parece indicar lo contrario. Yo la volveré a ver cuando pasen unos meses como me pasa con los supes, friki que es uno. Y ya estoy con los comics. Y por supuesto, me voy a poner de sonido de fondo en el trabajo tu podcast, ya tengo una agradable distracción que no decepciona.

    Me gusta

  4. jajajaj me he cabreado mucho con este artículo, desde la condescendencia del título (cuando, como escribes, es el autor el que claramente no sabe de qué va el rollo) hasta las comparaciones incomparables… pero paginasdenieve lo ha resumido mucho mejor: +1 #cuesco. xD VIVA DEADPOOL Y LOS CHISTES DE PAJAS!!!!

    Me gusta

  5. No he visto la peli, y no sé si la veré, pero me hacen bastante risa este tipo de críticos o periodistas culturales, que no se identifican con aquello de lo que hablan y necesitan ridiculizarlo “objetivamente”, buscando cómplices dando argumentos que no tienen nada que ver con lo que están criticando. Me recuerda a esos artículos que hablan del fenómeno youtuber y demás (no digo que los defienda, tampoco es que siga a nadie), que no comprenden y, en lugar de entender, solo ridiculizan. Es triste.

    Me gusta

  6. El problema de hacer crítica es que, si te ciegan tus gustos, acabas mandando a la hoguera (como hace el autor del texto) todo aquello que no case con tu visión. Hay montones de películas, novelas, canciones y cómics que no son de mi gusto, pero eso no quiere decir que deba considerarlos malos. Son diferentes y están pensado para otro público, simplemente. Hubo cómics de Marvel que fueron críticos y maravillosos, pero también hubo otros que fueron pura aventura y, no por ello, menos maravillosos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s