Sobre las opiniones masculinas y femeninas.

Estas últimas semanas me han tocado bastante la moral, por decirlo con finura.

Aunque la palma se la lleva el que no pueda comentar  El Club de la Lucha porque es un estudio sobre la Masculinidad y yo soy una chica. Tampoco es la primera vez que me dicen algo así, recuerdo que me dijeron que yo no podía entender El Guardián entre el Centeno por ausencia de un miembro esencial para ello que, obviamente, no era el cerebro; pero parece ser que mucho se asemeja.

 

Aunque yo no suelo prohibir a nadie dar su opinión de nada, decidí hacer revisión de conciencia, porque a mí  sí que me irrita a veces que alguien opine sobre qué es Ser Mujer sin serlo, y trato de evitar la hipocresía emocional.

 

Pienso que lo de la Masculinidad y la Feminidad y los rasgos que a ellos se atribuyen son constructos culturales fruto de una socialización concreta. Es decir: a los niños les regalamos un barco pirata y a las niñas casitas de muñecas.

Pero existen, diferencias creadas, puede que posteriormente difuminadas, incluso superadas; pero en todo caso, socialmente, ahí están.

La sociedad no nos trata igual, no nos exigen las mismas cosas, no se espera lo mismo de Hombres y Mujeres por el mero hecho de ser una cosa u otra. Sin entrar a discutir a quién más y a quién menos.

Dicho esto:

Yo no sé cómo es ser un chico. No sé qué se siente. No sé qué se me exigiría como tal. No sé en qué cánones se me obligaría a encajar. No sé cuáles serían mis pequeños dramas diarios como hombre. No sé qué contradicciones tendría que afrontar.

 

Bueno, corrijo, no lo sé de primera mano.

 

De segunda, tercera, cuarta, quinta mano; sí lo sé. Es algo que ya he dicho por aquí y que reitero: me he pasado la vida leyendo la opinión de hombres, los dramas masculinos, sus pequeñas miserias, sus luchas diarias, sus grandes inseguridades.

También me gusta escucharlos. Bueno, a algunos no, pero mirad: gobernantes, dirigentes, presentadores de televisión, periodistas… La gran mayoría son hombres, así que suelo escucharlos, leerlos, verlos. Quiera o no.

Si bien, como decía, me gusta escucharlos, les pregunto su opinión. Porque sé que su opinión es válida, es a lo que estoy acostumbrada.

Por eso, incluso les escucho opinando de mujeres, independientemente de lo que yo considere sobre dichas manifestaciones. Al fin y al cabo, son opiniones, no están escritas en piedra, ¿no?

 

Pero, claro, luego yo no puedo opinar.

 

Mi primera reacción es enfadarme. Porque al final una tiene el humor que tiene y una merecida reputación de borde. Zorra Desalmada que todos conocemos y queremos, según apuntaba mi querida Rosa el otro día.

 

Pero, ah, la edad y el autocontrol; o a lo mejor es el yoga, yo qué sé; me rebajan los enfados en seguida.

Yo ya no quiero discutir. Discutir con alguien que no está dispuesto a escucharte ni a tomarte en consideración es un esfuerzo inútil que lleva a la melancolía. Y yo soy vaga, si me esfuerzo quiero que sea con un resultado claro.

 

Así que trato de darle un enfoque positivo. Y educativo, si es posible, para quien pueda resultar interesado. Pero, sobre todo: para mí.

 

Puede que El Club de la Lucha sea un estudio de la Masculinidad. Pero también es posible que sea algo más que eso, porque cuando pasas la obra por un matiz que supera el sexo del receptor sigue teniendo algo. Palahniuk en la continuación, Fight Club 2, afirma que las ideas tienen vida propia, las ideas superan a las personas. Y yo, añado, las ideas sobrepasan los límites del sexo.

Preguntadle a alguna chica qué opina del Club de la Lucha, o más bien, qué significa para ella.

Seguro que pensáis que ya lo habéis hecho, que qué tontería. ¿Sí? ¿Seguro?

Aquí ya habría dolorosos silencios.

Vayamos de lo particular a lo general. ¿A cuántas mujeres escucháis dar su opinión? ¿Cuántas mujeres leéis? ¿Cuántas películas de mujeres habéis visto? ¿Música? ¿Teatro? ¿Columnas de opinión? ¿Mujeres explicando a mujeres?

Haced cálculos.

 

Haciendo mi revisión de conciencia: leo, veo, escucho, lo que sea, a muchas menos mujeres que hombres. Y yo soy una persona –como diríamos- “comprometida” con ese tema. Feminista de mierda, o Mala Feminista, como diría Roxane Gay. Pues imaginad los “no comprometidos”. (Y sí, ya sé que últimamente reitero mucho en este tema, pero es que creo que es relevante)

 

Total, que al final llego a la conclusión de que tengo mucho más bagaje para opinar yo acertadamente de hombres que la mayoría de éstos de mujeres. Aunque son los que las escriben, dibujan, dirigen, aleccionan… en mayor número.

 

Pero, en serio, el enfoque que pretendo es positivo. Porque creo, que salvo en contadas ocasiones, este desconocimiento no se debe más que a la propia deriva de la sociedad. Porque en el fondo, creo que el machismo es desconocimiento. Creo que es tener mucho miedo de lo que no se conoce.

En la mayoría de los casos e independientemente de que sus resultados puedan ser de diverso alcance. No olvidemos que el miedo es muy malo a veces.

 

Así que para mí la solución es sencilla: consultad, en cualquier formato, la opinión de una mujer.

Con sus peculiaridades derivadas de constructos culturales, sus pequeños dramas diarios, sus grandes  logros, sus miedos, sus errores y sus aciertos.

Dejaréis de tener tanto miedo a las mujeres. Y todos seremos más felices. Nos entenderemos todos mejor.

Parece que ahora soy así de hippie.

keep-calm-it-s-just-my-opinion-1
Foto Google

En fin, necesitaba ordenarme las ideas. Quizá estoy más confusa de lo habitual, la falta de práctica diría yo.

¿Y por qué lo publico si no estoy del todo contenta con el texto? Bueno, porque si tuviese que esperar a estar contenta con algo de lo que hago, me moriría antes de conseguirlo.

Y dos, porque si tuviese que esperar a que alguien me pidiese mi opinión el resultado sería el mismo que en el supuesto anterior.

 

Leedlo todo con un poco de jocosidad y buen ánimo. Y sobre todo, no me pongáis comentarios muy desagradables, porfi.

Anuncios

10 thoughts on “Sobre las opiniones masculinas y femeninas.

  1. ¿Pero quién te va a poner a ti comentarios desagradables?, ¿estamos locos o qué?. Te expresas clarinete y opino que siempre se puede opinar aunque no seas un erudito en la materia, porque una opinión es eso, es un punto de vista desde el conocimiento y experiencia de la persona que habla, ni más ni menos, lo que no soporto son las opiniones que quieren prevalecer por encima de las demás si o si. Opinar es enriquecedor y escuchar, más todavía, pero no todas las personas saben hacer las dos cosas. Me gusta leer tus reflexiones y cómo descubres tus propias contradicciones, todos las tenemos y si no te las has encontrados, es que no te has analizado lo suficiente.

    Le gusta a 2 personas

  2. Lo primero, celebrar alborozadamente la vuelta a los ruedos literarios. Soy un fan, y por tanto, egoista.
    Lo segundo, coincido conque tienes más opciones de opinar acertadamente de cómo se es siendo chico que cualquiera de nosotros sobre las mujeres.
    Y esto lo suscribo por dos motivos:
    -Porque eres muy observadora, inteligente y aguda
    -Porque somos terriblemente sencillos y primitivos. Ninguna chica se lo cree, pero yo llevo siendo chico mucho mñas tiempo que muchos chicos, y llevo siendo chico mucho más tiempo que ninguna chica. Por tanto, tengo un cierto bagaje empírico
    Con máxima humildad, pero con la fortaleza que me proporciona toda esa experiencia, considero definitivamente innecesario dedicarle mucho tiempo al comportamiento vital de los varones. Si es que no damos para más; Lo que pasa es que no os lo acabáis de creer porque vosotras sois muchísimo más complejas. Y pensáis que es imposible que seamos tan brutos. Pero es la triste realidad.
    Maloles, bienvenida. La próxima visita a Madrid, quedas invitada a café. Soy un tío, es así de sencillo.

    Le gusta a 1 persona

  3. Realmente, si tuviéramos que guardarnos nuestra opinión por no conocer/ser aludidas por las representaciones masculinas en la ficción tendríamos que callarnos en un porcentaje demasiado alto de obras del cine, la literatura… Y como bien dices, las ideas traspasan los géneros y nos identificamos con ese ser con alma y con una historia que ahí está. Que El Club de la Lucha representa masculinidad en concreto… bueno, pero aún así hay mucho con lo que identificarse que toca de cerca, el insomnio, o la crisis sobre la vida. Y bueno, de hecho cuando veo muchas películas me identifico con el personaje masculino directamente.

    Le gusta a 1 persona

    1. Lo mismo digo, tendríamos muchl rato de estar sentaditas y calladas.
      Yo también me identifico con el personaje masculino: es el! Héroe, para eso está. Nah, tengo una entrada anterior que se llama “Tú Leia, pero yo quiero ser Han Solo” o algo así en la que hablo de ello, por si te interesa.
      Muchas gracias por pasarte y comentar! Un saludo.

      Me gusta

      1. jaja, tiene muy buena pinta! me paso a leerlo! Yo también escribí algo parecido hace poco en otro sitio. El caso es que me llama la atención no haber caído antes en ello… sobre todo porque siempre he visto normal identificarme con los héroes pero es difícil que un chico se identifique con la heroína. no le hace falta porque ya está representado de sobra. En fin un saludo! 🙂 me gusta tu blog

        Me gusta

  4. Querida, haces mal en recordar lo que dice la que escribe. Más aún, si lo dice con una cerveza en la mano. En cualquier caso, lo cierto es que yo ando también muy confusa con todo este tema. Se mezclan buenas intenciones con sentimientos que no son agradables y no puedo evitar pensar que ahora que soy más consciente soy menos feliz. Pero ya sabes, siempre hay que escoger la pastilla roja, Neo, porque lo contrario sería un fracaso moral. (Ale paro ya que me estoy poniendo intensita). Ánimo sis’

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s