Qué leer de Wonder Woman.

La confianza, dicen, da asco. Aunque creo que eso sólo se aplica si otorgas tu confianza a gente que da asco, o si das asco tú. ¿Por qué digo esto? Porque en el podcast de este mes hablo de Wonder Woman y qué leer de ella.Lo hago al final del programa.

 

Tras dos horas y media, y al borde de la embolia cerebral, mi explicación parece que fue un tanto confusa.

Jota tuvo a bien ponérmelo de manifiesto, es lo que tiene la confianza; pero en este caso no me da asco, sino que se lo agradezco de todo corazón.

Así que, por si alguien más es de la opinión de Jota pero menos atrevido, he decidido escribir lo que tenía pensado decir. Espero que mejor explicadito.

 

¿QUÉ PUEDO LEER DE WONDER WOMAN?

Sigue leyendo

Anuncios

Recomendaciones, segunda entrega.

Aquí estamos otra vez, segundo bloque de recomendaciones de mierda. Digo segundo porque el primero podéis encontrarlo aquí.

En esta entrada voy a hablar del formato visual, sin audio incorporado. A no ser que os guste escuchar música mientras leéis, en cuyo caso… VADE RETRO SATANA. Quiero decir, que hay gustos para todo y yo soy súper tolerante. Smiley.

Sigue leyendo

Recomendaciones de mierda (audiovisuales).

Lo sé, lo sé, llevo un tiempo sin aparecer. ¿Lo siento? Caritaarrepentida.

No tengo excusa, más que vagancia total y un poco de bajón primaveral. O eso parece.

Se me han quedado muchas cosas en el tintero al respecto del “mes de la mujer”; pero he decidido que lo iré escribiendo en próximas entregas. ¿Quién dijo orden? ¡Viva el caos!

 

En todo caso, siento haber estado tan out.

 

Basta de lamentaciones, que me aburren.

 

El último post de recomendaciones fue en Febrero. Así que aquí viene el de parte de Febrero y Marzo. Un súper-ultra-mega-abobinable-indigerible-post, que dada su extensión, he decidido dividir en dos partes.

 

Así que preparaos, agarraos a aquello que tengáis más próximo (sea inerte o semoviente), y adentraos en: “UNA NUEVA ENTREGA DE RECOMENDACIONES DE MIERDA DE SURVIVE” *versión audiovisual*

 

Sigue leyendo

San Valentín, lo que en enero se leyó y otras recomendaciones de mierda.

“San Valentín” siempre me recuerda a mi amiga Luna. Mi amiga Luna es una de esas pocas personas que puede ser calificada de “ser luminoso de amor y bondad”; siendo éste, el motivo principal por el que es mi amiga. ¿Quién sino iba a aguantarme?

Puedo ser un poco difícil a veces: no cojo el teléfono, no contesto whatsapps si no me apetece, me hablas y estoy pensando en otra cosa, desaparezco del mapa sin dar señales de vida… Aunque desde hace unos años estoy intentando mejorar mi actitud. Espero que se note.

Pero Luna es esa clase de personas que se ponen alarmas en el móvil para, al menos una vez a la semana, preguntarte cómo estás. Así que si sabe que nosequién está jodido: alarma en el móvil todos los domingos para preguntar cómova. Y pregunta, pregunta y pregunta, aunque haya recibido monosílabos como contestación las últimas cuarenta veces. Se preocupa.

 

La conozco más de diez años y, he de decir, que ambas hemos cambiado un poco. Ni yo soy un mapache refunfuñón y arisco (y lo de mapache es porque llevaba siempre los ojos con sombra negra), ni ella es la chica de la que todo el mundo abusaba de su bondad. “Es tan buena que es tonta”: si lo buscas en el diccionario, sale su foto. O salía.

Quizá es la vejez, o quizá es la mutua influencia, la que nos ha atemperado el carácter.

Mirad, aquí estoy, escribiendo una entrada para San Valentín que espero que Luna lea y se le asome una sonrisa, porque últimamente está un poco ¿tristona?.

¿Quién lo hubiera imaginado? Bueno, cualquiera que sepa que las personas no son iguales todo el rato.

Pero a ver, ¿por qué San Valentín te recuerda a Luna y por qué estás escribiendo esta mierda de exaltación de la amistad de peloteo? ¿Estás borracha? ¡No! Sigue leyendo

Consejos que no te darán tus padres y pueden ahorrarte mucho sufrimiento.

La culminación de mi trayectoria poética se sitúa en la cola de un cuarto de baño, a las afueras de una rave, en un Viñarock. Mi inconsciencia etilizada, unida a mi atuendo (consistente en una camiseta gris cortada, ceñida a la cadera con una riñonera) me inspiró una vena corsaria. Así que decidí recitar la “Canción del Pirata” de Espronceda. Sigue leyendo

Cómo ser un rebelde incomprendido de libro. O los libros que todo rebelde ha de leer.

Viendo las fotos de James Dean, ¿quién no querría ser un rebelde? Con o sin causa, la desobediencia resulta sexy (si ya eras sexy de antes, sino, no).

Pero si has llegado aquí, seguramente no tenga que convencerte de las bondades de ser un enfant terrible, ni una femme fatale.

Si estás leyendo esto ya has decidido ser un inadaptado social, sólo necesitas las herramientas necesarias para hacerlo realidad. Pero, ¿ser un rebelde de libro? Eso no es para todo el mundo.

Sigue leyendo

Ganadora, regalos y exhibicionismo.

 

Se han acabado las Navidades, ¡por fin! Ya no más. No quiero hablar de ellas, mejor olvidémonos hasta el año que viene.

Pero no es tan fácil, quedan los coletazos de las fiestas: el peso ganado, las carteras menos abultadas y los “pongos” por colocar.

¡Oh por Dios para ya! ¡Que es enero y ya estás de malhumor! Es verdad, es verdad.

 

No todo es malo, de hecho la mayoría de cosas no lo son; por ejemplo: ¿Os acordáis del concurso navideño? Seh, fuiste muy pesada. Veo que sí, bueno, ¡tenemos una ganadora!

IMG_20151216_221455

Reboble.

 

Redoble.

 

¿Recuatriple? Sigue leyendo

Las mejores series de 2015 (estilo libre).

Si hay algo que me gusta son las listas. Y el café, el chocolate, el rockandroll, el vino, los libros, las¡VALE! Entre otras muchas cosas, me gusta hacer listas. Ya que se acaba este 2015 y es habitual ver recopilatorios sobre lo mejor y lo peor del año, voy a aportar mi granito de arena opinacional. ¡Oh vaya! No íbamos a poder vivir sin ello. Gracias, querida.

En este caso, la lista será de “Las 10 mejores series de 2015”.

 

<Aviso>**En ningún caso tienen por qué ser las mejores. De hecho puede que no lo sean en absoluto. Ni siquiera llevan orden alguno**

Sigue leyendo

Recomendaciones de mierda con muchas fotos, ¡no te lo puedes perder!

“Hoy en “Survivor Redvista” tenemos proyectado un especial sobre el glamouroso estilo de vida de una de las bloggers más influyentes en la actualidad y… Espera, un segundo. Sí… Sí… Vaya, es una pena. Sí… ¿¡QUÉ!? ¿¡¡ESA PAVA!!? DIMITO.”

Y así es como aparecí en chándal en la redacción, dando vida a una segunda entrega de “Recomendaciones de mierda”.

Si lo bueno si breve, dos veces bueno; según la matemática básica, lo malo y largo tendría que resultar en positivo. Lo dudamos, pero allá va. Eso es sólo multiplicando. ¿Te he preguntado?

Este mes he estado especialmente poco escribidora. Últimamente me apetece más leer que escribir. Eres vaga, no te excuses. Vale, también soy vaga. PERO, sin ánimo de excusarme diré que he hecho muchas cosas.

Mirad, le hice galletas gigantes a un amigo, con una oreo dentro.
Mirad, le hice galletas gigantes a un amigo, con una oreo dentro.

En primer lugar, Septiembre (del que os prometo que no voy a desvariar más aquí sobre es el mes enelqueaquiencoñoleimportaloquepasa y amodioseptiembre ni nada; para eso ya tenéis las entradas de “Septiembre de Cuentos: I, II, III, IV”) es el fin de las vacaciones ~para los que las tienen~. Por lo que mi hermana ha vuelto y hemos re-comenzado nuestra rutina fitness. Sigue leyendo