Cómo ser un rebelde incomprendido de libro. O los libros que todo rebelde ha de leer.

Viendo las fotos de James Dean, ¿quién no querría ser un rebelde? Con o sin causa, la desobediencia resulta sexy (si ya eras sexy de antes, sino, no).

Pero si has llegado aquí, seguramente no tenga que convencerte de las bondades de ser un enfant terrible, ni una femme fatale.

Si estás leyendo esto ya has decidido ser un inadaptado social, sólo necesitas las herramientas necesarias para hacerlo realidad. Pero, ¿ser un rebelde de libro? Eso no es para todo el mundo.

Sigue leyendo

“Instrumental”, de James Rhodes.

No sabía si hacer una crítica de “Instrumental” de James Rhodes, quería con reticencias.descarga

Rosa Montero escribió un artículo sobre él al empezar el año. Una parte de mí quiso gritar “eh, yo había decidido leerlo antes de que se pusiese de moda, pero lo había pedido para Reyes y estoy esperándolo”. Sé que es una tontería, ¿qué más da quién lo vio primero? Pero así soy, no puedo evitarlo. Aunque de vez en cuando consigo darme cuenta de las tonterías que hago, digo y pienso, ésta entre otras.

Por lo que asumí que es un buen libro, y me alegré de que la gente lo conociese. (Más aún después de leerlo, pero eso vino luego).

Sigue leyendo

Fan Grrl, el podcast ¿que estabas deseando escuchar?

He hecho un podcast.

 

Empiezo así porque no sabía muy bien cómo hacerlo, por tanto, me voy a decantar por lo fácil: qué, quién, cómo, cuándo, dónde y por qué.

 

Eso, que he hecho un podcast. Un podcast que se llama Fan Grrrl!.

12465743_1037095782999548_1471706238_o¿Lo qué? Un podcast es un programa de radio (pero que no está en la radio, sino en Internet), éste es completamente amateur y sobre frikadas varias. Sigue leyendo

Las mejores series de 2015 (estilo libre).

Si hay algo que me gusta son las listas. Y el café, el chocolate, el rockandroll, el vino, los libros, las¡VALE! Entre otras muchas cosas, me gusta hacer listas. Ya que se acaba este 2015 y es habitual ver recopilatorios sobre lo mejor y lo peor del año, voy a aportar mi granito de arena opinacional. ¡Oh vaya! No íbamos a poder vivir sin ello. Gracias, querida.

En este caso, la lista será de “Las 10 mejores series de 2015”.

 

<Aviso>**En ningún caso tienen por qué ser las mejores. De hecho puede que no lo sean en absoluto. Ni siquiera llevan orden alguno**

Sigue leyendo

El Monstruo de los Calcetines

“No puedo quedarme a dormir” le dije. El insistió y yo tuve que confesar: “No tengo calcetines”. Era verano. “¿Y qué?” No comprendió. Dudé y me sonrojé.

Tuve que contarle que en mi cama hay un monstruo devorador de calcetines, me acuesto calzada en tela y me levanto con los pies desnudos. Luego, es imposible encontrarlos.

“Pero si no llevas no te los puede quitar, y ni siquiera estás en tu cama.”

Pensé en darlo por perdido. Este chico no entiende nada.

Aún así me explique: “Si no pagas el tributo de calcetines diario, tomará represalias con los deditos de los pies. Es un minotauro de somieres. Pero me persigue allá donde voy. Un poltergeist de colchón.” Confesado mi estigma, pensé que me dejaría marchar.

No. Prefirió traer calcetines para ambos, preguntando si así me quedaría. “Sí, claro”, había ofrecido sacrificio.

A la mañana siguiente, desperté como es habitual: con sueño y maldiciendo mi suerte. No me gusta madrugar. Puse ambos pies en el suelo, notando frío sólo en uno de ellos.

Me giré y allí estaba él, moviendo sus deditos descubiertos, pero intactos. Sonreía. “Lo siento” tartamudeé. Lo había convertido en víctima parcial del maleficio. Por mi culpa tenía dos calcetines sin pareja. Él simplemente soltó una carcajada y me preguntó qué desayunaba. “¿Cereales?”

Desde entonces compartimos monstruo y nunca llevamos calcetines a conjunto.